"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

7 feb. 2017

Continúan muriendo los Yukpa en el hospital de Machiques

La discriminación racial contra enfermos y familiares Yukpa marca (con contadas excepciones, su Director en especial) la conducta de galenos y demás miembro del personal del Hospital Machiques; todos los días del año en la puerta, en pasillos, baños, salas, consultorios y cuartos, ambulancia el maltrato acogota aun más a los enfermos indígenas que por necesidad acuden a este establecimiento de salud pública de la República Bolivariana de Venezuela.

Casi todos las semanas muere una mujer, un niño o un hombre Yukpa en ese hospital/cementerio indígena, en estos últimos 15 días han muerto un bebe de la comunidad Kampa de la cuenca del río Yaza, una mujer del Tukuko de 31 año por que no había insulina, y este sábado 4 de febrero Crisilda Romero (36) y su bebé cuando ya estaba montada en "potro" para parir su sexto hijo. Dice su acompañante Yanet Martínez de la comunidad Shuatta sector del Toromo que tenía gana de vomitar y quizás se cayó y murió sola desangrada con una herida en la cabeza, porque a ella la sacaron por un brazo.
Los Yukpa son extraños en su propio territorio
Con la llegada de nuevo del rico ganadero el "Toto" Marques a la Alcaldía de Machiques, el odio racial de los ricos blancos ganadero contra las comunidades y pueblo Yukpa se ha acelerado dentro de las instituciones cívicas como militares de Machiques y a las capas sociales de pocos ingresos económicos. La historia de ese municipio perijanero ha sido marcada por dos sucesos antagónicos históricos, por un lado, el despojo de su territorio (bosques, suelos y aguas) por parte de ganaderos y citadinos pobres "parceleros", y por otro, por la respuesta de resistencia cotidiana de los dirigentes Yukpa de saqueos y recuperación de haciendas separadas estas de sus comunidades arrinconadas en el piedemonte de la Sierra de Perijá por pelos de alambres de púas señaladores de cicatrices en el suelo, caminos y en el alma guerrera Caribe-Yukpa. El caso Sabino es el mejor ejemplo contemporáneo, o el de Abel Pete cuando la fundación del Tukuko. Allí esta Huesito símbolo viviente de más de 100 años de la resistencia Caribe.
El odio racial fue impuesto como ideología desde la Asociación de Ganaderos de Machiques (Gadema) para justificar la matanza, el despojo y la correría de indios. El Yukpa por supuesto es el malo, el salvaje, el violento e inculto y, en contraposición los ganaderos la civilización y el progresos de Domingo Sarmiento. Sus tierras "improductivas" y su hábitat selvática, fueron llenándose de potreros verdes surcadas por alambre de púas por doquier señaladores de la propiedad privada acuñada en los códigos civiles napoleónicos imperantes en la América India.
Al entrar un Yukpa al Hospital de Machiques, ante los ojos de sus administradores de salud entra el No-Ser. Miran al indio con toda la carga histórica ideológica ganadera justificadora del despojo y la pobreza del indio para ocultar su riqueza y opulencia, o el parcelero pobre sus migajas permitida por los ganaderos ricos. Este drama marca en el Hospital de Machiques las relaciones de salud entre los indígenas enfermos y los dadores del sistema alopático hospitalario.
Justicia se exige
Es importante: 
1. Que el CICPC, el Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo determinen como murió o de que murió Crisilda Romero y su bebe, si ¿murió desangrada?, 
2. Que se vaya a juicio los responsables de este crimen, 3. Que el Director del Hospital le dé una explicación a los familiares y dirigentes Yukpa, 4. De igual manera debe impartirse un curso de DDHH por parte de la Defensoría del Pueblo a todo el personal de derechos humanos, haciendo énfasis de los derechos de los pueblos indígenas, y en la antropología de la interculturalidad.
Esta semana habrá movilización Yukpa.
Publicar un comentario