"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

9 ago. 2016

Los pueblos indígenas, primeros en tiempo y primeros en derecho.

Comunidad indígena de San Francisco Xochicuautla, Lerma, Estado de México a 9 de Agosto de 2016.
Al Congreso Nacional Indígena.
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
A la Sexta Nacional e Internacional.
A los pueblos del mundo.
A los medios de comunicación.
Nueve de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el discurso oficial que esconde una realidad distinta a la que vivimos los pueblos de todo el país.
Que festejar?
Quienes festejan son aquellos que han mirado, codiciado nuestros territorios pretendiendo destruir nuestra cosmogonía, aquellos que han considerado a la naturaleza como simple objeto de mercancía.
El gobierno que dice representarnos, proclama y reivindica la defensa de los pueblos indígenas. Más aún, agrega más mentiras como lo hizo Peña Nieto ante representantes de 193 países miembros de la ONU en septiembre del 2014 durante la primera Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas; “en México, estamos decididos a construir una verdadera sociedad de derechos, en la que todas las personas independientemente de su origen étnico, puedan ejercer en su vida diaria, los derechos y libertades que reconoce nuestra constitución y los tratados internacionales…”. Incluso, se atrevió a decir que: “cumpliendo los compromisos internacionales se ha establecido un diálogo respetuoso y directo con diversas comunidades indígenas…”.
Hoy le decimos a esos 193 países, que las cosas en México, están como hace 500 años. La misma historia hecha con el silencio del dolor, el desprecio, la marginación, la explotación y la muerte. La invisibilidad social y jurídica; el terror y el despojo, son males implementados por el estado Mexicano.
Aquí están nuestras historias de luchas y resistencias que son de muerte y vida, porque nosotras y nosotros hay que decirlo, luchamos por la vida, por nuestra historia, nuestros territorios, nuestras culturas. Nuestras hermanas y hermanos son agredidos, algunos también sucumbieron frente a la agresión sin piedad de los que se creen nuevos conquistadores; sin embargo, aquí seguimos con firmeza y de pie.
Nuestras montañas, nuestros bosques majestuosos, nuestras llanuras, nuestras aguas representadas en ríos y mares, han sido testigos de cómo han pretendido despojarnos. No obstante, somos y seguiremos siendo; somos guardianes de la tierra, la misma que heredamos de nuestros ancestros, la misma que ellos nos exigen seguir defendiendo.
Los que han acumulado riqueza, nos envían ofertas para comprar nuestras tierras; nos envían palabras de amistad y progreso. Nosotras y nosotros, les decimos que no nos interesa ni su amistad ni su progreso, porque la Madre Tierra no se vende. Cómo vender lo que es sagrado para nosotros: el agua, el bosque, el río, el aire, el conejo, el coyote, el venado, la serpiente; cómo vender nuestra memoria, nuestras raíces, nuestra existencia.
Denunciamos ante el mundo, que las políticas hacia nosotros los indígenas, están llenas de mentiras y traiciones en los tres niveles de gobierno de nuestro país. Pretenden usarnos como folklore, para que los que gobiernan se disfracen de indígenas y se tomen fotografías con aquellas hermanas y hermanos que se han dejado engañar. Donde pueden, imponen hermanos a modo para que ellos los representen en sus malas políticas. Incluso, han hecho que en muchas comunidades, olvidemos nuestra forma de organización comunitaria y que podemos elegir a quienes nos representan de manera libre, sin policía, sin Ejército, sin gobiernos y partidos corruptos, asesinos …
Denunciamos las constantes violaciones a nuestros derechos humanos en la comunidad otomí hñätoh de San Francisco Xochicuautla, por la imposición de la autopista privada Toluca-Naucalpan, misma que fue concesionada por Enrique Peña Nieto a la empresa Teya S.A de C.V., filial del Grupo Higa, de Juan Armando Hinojosa Cantú. No olvidamos ni perdonamos la última agresión ocurrida los días 11 y 12 de abril del presente año. La empresa continúa en desacato, a la decisión de los tribunales, que amparan a la comunidad y cuya resolución, es la suspensión definitiva de los trabajos carreteros. Condenamos enérgicamente que después de derribar la casa y destruir el patrimonio de la familia de nuestro compañero Armando García, a la fecha, el gobierno del Estado de México, no han efectuado la reparación del daño ni los agravios ocasionados. Nuestras compañeras y compañeros, habitan una vivienda provisional, en condiciones precarias.
Así mismo, denunciamos el hostigamiento contra nuestras hermanas y hermanos hermanos choles del Ejido de Tila, Chiapas. Exigimos un alto a las persecuciones y provocaciones por parte de paramilitares y del Ejército. Demandamos respeto a su autonomía.
De igual manera, denunciamos que se han agudizado los despojos de tierra, así como los intentos de privatización del agua en diferentes comunidades. Denunciamos la agresión a nuestras hermanas y hermanos del Municipio de Coyotepec; los presos políticos de San Pedro Tlanixco por defender su agua; el despojo del agua a nuestros hermanos de las comunidades de la Tribu Yaqui; la contaminación del Río Sonora hecha por la empresa minera Grupo México; el despojo contra el territorio del pueblo Seri Comcac y la imposición del aeropuerto en las comunidades de San Salvador Atenco y Texcoco, son sólo algunos ejemplos de la realidad que vivimos los indígenas en México.
Hermanas y hermanos: este Día Internacional de los Pueblos Indígenas, nada tenemos que festejar. Alzamos la voz, los puños y nuestra dignidad inquebrantable. Llamamos a juntar nuestras rabias y a festejar nuestras resistencias; llamamos a defender lo que es nuestro, primeros en tiempo y primeros en derecho.
Nunca más un México sin nosotros.
Somos tierra y territorio; somos dignidad que no se rinde, que no se vende.
Consejo Supremo Indígena de San Francisco Xochicuautla.
Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra.
20160806_113830(1)
20160411_141559 20160411_141615
Fotografías Miguel Ángel Xochicuautla
Publicar un comentario