"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

23 jun. 2016

Indígenas del Gran Chaco unidos frente al cambio climático

Imagen: Instituto Paraguayo del Indígena
La región pierde anualmente 2.200 hectáreas de bosque, ritmo que podría acabar con todo el Chaco en 10 o 15 años.
Servindi.- Indígenas participantes del III Encuentro Mundial del Gran Chaco Americano, que se realizó en Bolivia, llamaron a la unidad de los pueblos de Paraguay,  Argentina y Bolivia que viven en dicha región, para afrontar el impacto del cambio climático.
El evento de tres días realizado desde el martes 14  en el departamento de Tarija buscó —entre otros objetivos— hacer visible la crisis climática en la región del Chaco, así como temas relacionados al acceso al agua, la autonomía y otros puntos de la agenda indígena como los problemas territoriales.
En el encuentro participaron también líderes de organizaciones sociales, investigadores y autoridades como alcaldes y el vicepresidente de Bolivia  Álvaro García Linera, entre otros.

Falta de agua y deforestación

Los indígenas representantes de los tres países mencionadas coincidieron en que la escasez de agua y la deforestación son los principales problemas que afrontan.
El ritmo de deforestación es alarmante en el Chaco. De acuerdo a Iván Arnold, director ejecutivo del organización ambientalista Nativa, la región pierde anualmente 2.200 hectáreas de bosque, ritmo que podría acabar con todo el Chaco en 10 o 15 años.
Del mismo modo, los problemas comunes giran también en torno a la tierra y territorio.
“Hay comunidades o pueblos indígenas que estando dentro de su territorio, el gobierno ya vendió esa parte del terreno y esta está en manos de gente empresaria y mientras los originarios siguen viviendo ahí”, afirmó para Radio Erbol la lideresa guaraní de Argentina, Flora Cruz.
Denunció además que empresas transnacionales hacen convenios con los gobiernos, a espaldas de la población para operar en sus territorios donde “aprovechan y avasallan” los recursos.
Por otra parte, indígenas de Bolivia y Argentina denunciaron la injerencia política que ejercen los gobiernos de sus países en sus organizaciones.
“Estamos juntos en este encuentro, para que los gobiernos de los países vean que no estamos divididos… queremos que el gobierno nos dé importancia a nosotros porque nosotros somos los pueblos originarios que siempre hemos existido”, señaló al respecto  Flora Cruz.

Llaman a la unidad

Los representantes de los tres países decidieron hacer un llamado a la unidad y tener representación en los gobiernos sin depender de los partidos políticos tradicionales.
Se trataría de una “política partidaria indígena, netamente indígena” emanada del consenso de las bases, explicó el delegado guaraní argentino Germán David, miembro del Consejo Continental de la Nación Guaraní (CCNAGUA).
Los indígenas de los tres países establecieron la Coordinadora Indígena de Redes Chaco, que velará por que se cumplan lo acuerdos del encuentro.
Al finalizar el evento se acordó también establecer una estrategia de las tres naciones para el manejo del agua, así como  la creación de una red de municipios del Gran Chaco Americano que adoptará planes de adaptación al cambio climático.
Asimismo, se buscará que el río Pilcomayo o Araguay se consolide como Patrimonio Natural y Cultural de los Pueblos Originarios. El río es un curso de agua de laa Cuenca del Plata que discurre por territorio de Bolivia, Argentina y Paraguay, sirviendo de frontera en parte de su curso. 
Publicar un comentario