"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

13 jun. 2016

Amazonia Real. Crisis en Venezuela: Indígenas Warao huyen a Brasil, pero son deportados por la Policía Federal


1.1Por: Janaina Souza y Cora Gonzalo, Especial para  Real Amazon
Traducción: LabPaz
Con hambre y sed, ellos buscan refugio en Boa Vista y Pacaraima en Roraima, para obtener dinero y comprar comida.
Boa Vista y Pacaraima (RR) -  Los indios Warao, uno de los pueblos más antiguos del Delta del Orinoco, al noreste de Venezuela están huyendo de la crisis política y económica del país presidido por Nicolás Maduro para buscar refugio en las ciudades de Roraima, en la frontera más al norte de Brasil. Ellos llegan con hambre, sed y necesitados de atención médica.
A diferencia de los inmigrantes no indígenas venezolanos y de otras nacionalidades, como los haitianos y los sirios, que consiguen refugio en Brasil, los indios warao están siendo deportados por la Policía Federal (PF). De 2014 a 2016, fueron 223 los indígenas obligados a volver a Venezuela.
Las deportaciones se han intensificado en las ciudades de Boa Vista y Pacaraima entre los meses de diciembre del año pasado, cuando 166 indios fueron sacados de las calles o de las casas abandonadas, donde se resguardaban, sin mostrar resistencia a las fuerzas de policía.
En la expulsión, los indios warao son transportados en autobús en un viaje de 215 kilómetros hasta Santa Elena de Uairén, capital de la Gran Sabana, en el estado de Bolívar. No son entregados a las autoridades de inmigración de Venezuela.
Esa misma ruta fue llevada a cabo dos veces en 2016: el 29 de enero con 33 deportados indígenas y, el 12 de abril con 65.
La justificación de las deportaciones de la PF es la misma en todos los casos: “Los extranjeros están sin documento regular de entrada o se han vencido durante el  ejercicio de actividades artísticas  remuneradas, incluida la mendicidad o la venta de artesanías en las calles y semáforos, lo que es incompatible con la condición turista”, dice.
El ayuntamiento de Boa Vista, dirigido por Teresa Juca, ex esposa del senador Romero Juca (PMDB-RR), puso a la Guardia Civil Municipal al servicio de apoyo a las deportaciones de los indios waroaos con el argumento que “la retirada de los indígenas forma parte de la atención a las demandas de la población de Boa Vista que están siendo abordados por mendigos, indígenas extranjeros y otras personas oriundas de otros países fronterizos que no presentan documentación legal para permanecer en suelo brasilero “. ( Más información aquí ).
1.2
Juan Pérez, el pueblo de Marius, vende redes en las calles de Boa Vista (Foto: Marcelo Mora / AmReal)
Juan Pérez, el pueblo de Marius, vende redes en las calles de Boa Vista (Foto: Marcelo Mora / AmReal)
Para el reportaje de Amazonia Real se encontraron en las calles de Roraima,  familias de indios waraos entre los días 16 al 19 de mayo, después de las deportaciones de la PF. Ellos dicen que parten de las aldeas de Delta del Orinoco en el estado Delta Amacuro, y viajan en canoas, autobuses, auto-stop o pagan taxi para hacer un recorrido de 925 kilometros hasta llegar a la capital de Roraima.
Juan Pérez, de 73 años, es el pueblo de Mariusa en Tucupita, y llegó a Boa Vista hace dos semanas para vender las redes y obtener dinero para llevar comida a sus familias. “Mi esposa y yo ya hemos logrado vender diez redes. También pedimos dinero a los conductores cuando se detienen en los semáforos. La situación de los pueblos indígenas de Mariusa es muy difícil. Falta agua y comida. Este dinero nos ayuda mucho, no tenemos a nadie a quien recurrir, “dijo.
Debido a la crisis económica, lo que elevó la inflación por encima del 600%, la población venezolana sufre la falta de productos básicos de subsistencia, tales como harina, arroz, azúcar y artículos de higiene personal, la leche, los medicamentos, además de los cortes de electricidad.
Las ONG internacional de derechos humanos Human Rights Watch (HRW, calificó la situación de la Venezuela de Nicolás Maduro como “muy grave” e indicaron la necesidad de que Brasil se posicionase en relación a la crisis política y económica, actuando para evitar que la situación se transforme en violenta y en abusos mayores  de los que ya sufre la gran mayoría de los ciudadanos del país.
Preguntando para el reportaje si la policía podría evitar las deportaciones de los indios Warao – concediéndoles la solicitud de refugiado – el superintendente en uso de PF en Roraima, delegado Alan Robson Alejandría Ramos dijo que no se encuadran en ninguna de las calificaciones para pedido de refugio en Brasil.
“Existen leyes en el marco humanitarias. La Presidencia de la República hizo una normativa para los haitianos. El haitiano que llega a Brasil es refugiado por un decreto presidencial. No veo a los indígenas en esas condiciones humanitarias. Entiendo, como ciudadano, que hay un problema social, pero como  agente de la ley, no puedo escapar de ella. Para el sistema legal brasileño ellos no son vistos como indígenas sino como extranjeros, y deben ser tratados como tal, como turistas no puede trabajar, hacer actuaciones, mendigar, son actividades incompatibles con el turista”, dijo el delegado .
Alan Robson Ramos explicó que las expulsiones de indígenas Warao ocurren debido a que están sin documentos o con visas temporales (o de turismo) vencidas.
“Algunos están con pasaporte sellado en calidad de turistas, pero pocos tienen pasaporte, la mayoría llegó sin ningún registro. Ellos tienen que hacer ese procedimiento en la Policía Federal, que es el registro del pasaporte en nuestro sistema,  pero no pueden circulan sin estar documentados por la ciudad de Boa Vista “, dijo el delegado.
El plazo máximo que un extranjero puede permanecer en Brasil, en viaje de turismo (Visa de turista – ficha Vitur), es de 90 días concedido a la entrada, con la posibilidad de una extensión de (hasta) 90 días más, totalizando un máximo de 180 días por año. Una vez transcurrido el periodo legal de estancia turística, se aplica una multa de hasta R $ 827,75.
Alta inmigración confirma flagelo de los refugiados
1.3
La Policía Federal realizó la primera expulsión de los indios Warao el 10 de julio de 2014, fecha en que fueron retiradas de Boa Vista 28 personas. Esto constata que la situación de inmigración de indígenas de Venezuela a Brasil ya existía antes del agravamiento de la crisis en el país vecino.
El traslado de indios Warao para Roraima se intensificó en el segundo semestre de 2015. Como la Policia Federal sólo discrimina por nacionalidades extranjeras la entrada al país, no es posible saber cuántos indios waraos ingresaron por la frontera con documentación regular.
De acuerdo con el Sistema Nacional de Registro y Archivos Extranjeros (SINCRE) de la PF,  1.278  venezolanos recibieron el Registro Nacional de Extranjería (RNE) entre 2015 y mayo de 2016. Esos registros son clasificados como visas temporales (o de turismo), permanente, de frontera, trabajo y temporal. El año pasado la policía hizo ocho registros de solicitud de refugio.
Ya el Comité Nacional para los Refugiados (Conare ) ligado al Ministerio de Justicia, recibió entre el periodo de 2015 y mayo de 2016,  1.240  solicitudes de asilo de venezolanos. El 2015 (868) en comparación con 2014 (160) aumentó en un 442% de solicitudes, lo que refleja el aumento de la inmigración a Brasil.
Reconocido como país albergue, Brasil fue el primer país en el Cono Sur en ratificar la   Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 . En 1997, el gobierno brasileño creó el Conare responsable del reconocimiento de la condición de refugiado, de acuerdo con la Ley de 9:47 en el año de 1960.4 / 97.
Entre las condiciones para el refugio están perseguidos por motivos de raza, religión, nacionalidad, grupo social u opiniones políticas, y violaciones graves y generalizadas de los derechos humanos.
Procuramos para el reportaje de Amazonia Real hablar sobre la situación de los indios waraos en Roraima, con CONARE pero que debido a  un principio de ley de confidencialidad, no pueden informar si entre los pedidos de refugio de venezolanos existe alguna solicitud de la etnia indígena.
Se le preguntó sobre las expulsiones de los indios Warao por la Policía Federal, la Conare dijo que no se puede posicionar sobre temas ajenos a procedimientos de asilo. “Cabe destacar que el Departamento de Policía Federal tiene un asiento en el Plenario de la Conare. Una vez protocolizada la solicitud de regufio, el solicitante no podrá ser expulsado o deportado a su país hasta que su pedido sea juzgada por la Conare”.
El Conare también dijo que en caso que llegara alguna petición de asilo llegara al comité de venezolanos de la etnia waraoel proceso será instruido con base en un análisis de las condiciones objetivas del país de origen y de las alegaciones hechas por el solicitantes durante su entrevista individualizada. “Por medio de una entrevista, al solicitante se le da oportunidad de explicar las condiciones objetivas y subjetivas que motivaron su venida a Brasil y su solicitud de protección internacional. Con base en esta información, el Plenario de la Conare podrá tomar una decisión sobre el reconocimiento o no de la condición de refugiado del solicitante “.
Quiénes son los Waraos?
curiara Warao indios Pueblo en Delta del Orinoco (Reuters)
curiara Warao indios Pueblo en Delta del Orinoco (Reuters)
La mayoría de los indios Warao encontrados por la agencia  Amazonas Real en  Roraima son de comunidad de Mariusa, donde viven más de 500 personas. Una región de  zonas anegadas y casas de palafitos (construidas sobre palos) que se encuentra en el Parque Nacional de Mariusa en el Delta del río Orinoco, que desemboca en el  Océano Atlántico.
También conocido como “gente de la canoa ‘, los Warao son eximios pescadores y artesanos. Su presencia en esta región data de  hace ocho mil a nueve mil años, según las autoridades venezolanas. El Censo Nacional de Venezuela dice que ascendieron a 36.000 personas en 2001.
Ellos  forman la segunda mayor población indígena de Venezuela, detrás de la etnia Wayúu. Los Warao sufren de constantes penurias, con acceso limitado a las políticas básicas de salud y educación, con una escasez de medicamentos. (Más información aquí).
Roraima carece de albergues
En las ciudades de Boa Vista y Pacaraima – este último en la frontera con Santa Elena de Uairén (estado de San) – no hay refugios para recibir a los inmigrantes venezolanos. Los indios Warao, que no tienen dinero ni para comprar comida, duermen en parques, aceras o en casas abandonadas.
Sentada en la acera del centro comercial en Boa Vista, Ylmele González, de 27 años, estaba con su hijo de tres años en sus brazos, pidiendo limosna a los transeúntes que pasaban por el local. Hablando a veces en  lengua materna (Warao), a veces español, dijo que llegó a Brasil con una visa de turista por 30 días. Su familia sobrevive con la pesca en  Mariusa en Venezuela. Con la crisis económica, sin embargo, no tiene a nadie a quien vender el pescado.
“La situación en mi comunidad es difícil, falta comida e incluso el agua potable. El agua es salada y todo lo que la planta no nace, porque vivimos en una zona pantanosa, vivimos en palafitos. La comida que se vende es muy cara. Un kilo de harina, por ejemplo, cuesta dos mil bolívares, equivalente en moneda nacional a siete real “, dijo Ylmele. “Tenemos camiones cisterna. Intercambiamos peces por agua; es lo que hacemos para no pasar sed “, dijo.
Según Ylmele, los indios warao pasar dos semanas en Boa Vista pidiendo dinero y vendiendo de artesanías a tener una mejor vida en su tierra natal. Cuando regresan a Delta Amacuro, son revisados por la policía venezolana. “Muchas  veces, ellos [la policía] se quedan con todo lo que conseguimos en Boa Vist. A veces tenemos suerte, porque nos dejan pasar, pero otros toman nuestras cosas, como la harina, el azúcar, el arroz y también el dinero que tenemos. Eso es muy triste “, ha lamentado.
https://binho.cartodb.com/viz/bfaba37a-2cee-11e6-aeac-0e5db1731f59/public_map
En Roraima, organizaciones religiosas vinculadas a la ayuda humanitaria, como la pastoral de los Inmigrantes o de la Fundación Nacional del Indio (Funai), están al tanto de la problemática de la inmigración venezolana. Los indios Warao, por ejemplo, no tienen un lugar seguro para dormir, y son socialmente vulnerables. “Dormimos allí, donde da. Quería mucho tener un lugar para quedarme aquí porque ya estamos viejos para dormir en la calle “, dijo Juan Pérez.
El relato que en Delta Amacuro el pescado es la principal fuente de ingresos y de subsistencia de los pueblos indígenas. Pero con la economía en colapso en Venezuela, las ventas son bajas. “No estamos consiguiendo vender como antes, la situación económica afecta a todos los que viven en Venezuela. Los pueblos indígenas están olvidados y pasando hambre “, dice Pérez.
En Pacaraima, a 15 kilómetros de Santa Elena de Uairén, el miedo a la deportación hace que una indígena Warao se identifique como María para el reportaje  de Amazonia Real. Sentada con su hijo de cuatro años junto a un contenedor de reciclaje, ella pedía limosna a los que pasaban por allí. Dice que busco refugio en Brasil para tener alimento y agua. “No recibimos ningún tipo de ayuda del gobierno venezolano. Por eso por tenemos que mendigar para poder comer”, dijo.
Sobre la inmigración a Brasil sin documentación, María dijo que trata de evitar la expulsión pasando en las mañanas a Pacaraima, y ​​por la noche cruzar la frontera de regreso a Santa Elena, en Venezuela. “En este caso, no hay irregularidad, pues pasa sólo unas horas en la ciudad brasileña. Dormimos en cualquier lugar donde podamos atar un chinchorro en Santa Elena”, dijo.
1.5
Warao indígena en Pacaraima en Roraima (Foto: Gonzalo Cora / AmReal)
En Santa Uairén, para este reportaje se entrevistó al Coordinador Territorial del Ministerio para los Pueblos Indígenas de Venezuela, Marcelo Rodríguez, que es la etnia pemón. Él no ve solución a corto plazo para el desplazamiento de los indios Warao a Brasil. “Incluso si Brasil los deporta o el gobierno devuelve los indígenas al estado Delta Amacuro, los Waraos volverán a emigrar.  La principal causa de la inmigración que los propios indígenas alegan es que no consiguen alimentos en Venezuela, y por la falta de atención del gobierno nacional  regional”, dijo.
Lo que dice el Consulado de Venezuela?
El vicecónsul de Venezuela en Roraima, José Martí Uriana Morán, para el reportaje de Amazonia real dijo que la mayoría del pueblo Warao no va a Boa Vista mendigar o vender productos. “Es sólo un pequeño grupo que migra a Boa Vista, siempre son los mismos indígenas que vienen y van. Han aprendido el valor de la moneda brasileña, “dijo.
Según Moran, el consulado cuando se los encuentra, les advierte que no pueden permanecer en esas condiciones en Boa Vista. “Le aconsejamos que,  incluso siendo indígenas, tienen que tener una visa de turista, no se puede vender o pedir porque están ejerciendo ilegalmente en Brasil. Hablamos con sus autoridades originales y también con el Ministerio de los pueblos indígenas de Venezuela, y explicamos la situación de algunos que vienen aquí. La mayoría son reincidentes”, dijo.
 Funai no siempre se notifica
Según Riley Barbosa Mendes, coordinador regional de la FUNAI en Roraima, no siempre la fundación es notificada para acompañar el proceso antes de la expulsión de los indios Warao.
“La Funai tiene que ser notificada de la presencia de estos indios en la ciudad. Entonces identificamos a cuál grupo indígena,  etnia, de dónde vienen y por qué están en Boa Vista. Pasamos todos los datos a la policía federal, consulado, condado y estado. Aunque los indígenas sean de otro país, como son indígenas la Funai debe acompañarlos”.
Según él, “la situación es grave, porque es un problema social que es recurrente y debe ser vigilado de cerca por el gobierno.”
Derechos Humanos en Roraima condenan la acción
Las mujeres Warao hacer manualidades (Reuters)
Las mujeres Warao hacer manualidades (Reuters)
Entrevistada por Amazonas Real, la coordinadora del Centro de Migración y Derechos Humanos (del CMDH) en Roraima, Telma Lage, ve con preocupación la situación de los indígenas Venezolanos de la etnia Warao que se están refugiando en las calles de Boa Vista.
“Sabemos de la crisis que enfrenta el país vecino y las consecuencias para los más pobres. También nos preocupa la falta de estructura y apoyo para dar cabida a estos pequeños hermanos. Debido a que estamos en una región de triple frontera, el estado debería estar equipado y preparado para acompañar y ayudar a los inmigrantes que llegan “, dijo.
Telma Lage hizo hincapié en que los indígenas venezolanos son visibles debido a que viven en las calles e incomodan a la población. “Nadie quiere verlos.”
Según el coordinador del CMDH, la deportación “es una política equivocada, e ineficiente”. “Sería necesario que los organismos responsables de la asistencia social formaran una red, capaz de buscar alternativas para la inclusión y asegurar la garantía de los derechos fundamentales de estos grupos”, dijo Telma Lage.
Texto original tomado de:  http://amazoniareal.com.br/crise-na-venezuela-indios-warao-fogem-para-o-brasil-mas-sao-deportados-pela-pf/
Publicar un comentario