"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

11 mar. 2016

Manipulación del gobierno y de medios sobre el asesinato de mi madre da asco: Hija de Berta Cáceres

Tegucigalpa.-Olivia Marcela Zúniga Cáceres, hija de la extinta líder indígena y ambientalista hondureña, Berta Cáceres, dijo este miércoles que le da asco el papel de manipulación del gobierno y de algunos medios de comunicación, sobre asesinato de  su madre.
“Para nosotros eso es repudiable, asqueroso y una vulgaridad y un insulto a la memoria de mi madre y a mi familia”, dijo la joven quien hoy junto a sus demás hermanos exigió una investigación internacional e independiente sobre el crimen de su madre.
“Es asqueroso, pero nos esperábamos esto, no es de extrañarse de este gobierno, ellos han usado y han manipulado y eso es una cosa muy grave”, apuntó.
A renglón seguido acusó de irresponsable al secretario de Seguridad, Julián Pacheco, porque sin que se haya hecho el levantamiento del cadáver comenzó a brindar declaraciones a los medios de comunicación diciendo que “había sido un crimen pasional”.
En ese mismo contexto culpó  a la prensa tradicional de haber levantado una campaña tergiversada sobre la solidaridad que recibió su difunta madre durante sus exequias, especialmente del expresidente Manuel Zelaya y el Partido Libertad y Refundación (Libre).
La joven desvirtuó que los actos fúnebres de su madre hayan sido politizados como lo señalaron algunos medios. No hubo politización, “claro que no, porque este es un acto político, y si ellos le llaman acto político a la presencia de Mel Zelaya, de doña Xiomara, pues nosotros les podemos responder a eso: ellos son muy amigos de mi abuela, de la madre de mi madre; esto a ellos no les interesa es una cosa de la familia”, refutó.
Zúniga Cáceres apuntó, que en efecto, el caso de su madre es un acto político desde el momento de su asesinato porque sus luchas eran políticas, las que inició desde que era una adolescente, “antes de que existiera un partido político llamado Libre o llamado UD, ella ya había emprendido luchas grandes no solo en defensa del medio ambiente, sino que en general de la vida y del bienestar de la humanidad”.
En virtud que su abuelo, el padre de Berta, José Cáceres, acusó al expresidente Zelaya y al Partido Libre, de haber politizado el velatorio y sepelio de la líder ambientalista y líder indígena, la joven dijo que él no es quien para pronunciarse porque nunca ha sido parte de la familia.
“Nosotros repudiamos eso,  no nos interesa lo que él diga porque nunca ha sido parte de nuestra familia”, afirmó.

Por: Redacción CRITERIO
Publicar un comentario