"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

1 sep. 2015

Obama devuelve al monte McKinley su nombre indígena

El pico más alto de Norteamérica pasará a llamarse Denali. La decisión se ha tomado durante el viaje del presidente a Alaska. El estado de Alaska lleva cuarenta años luchando en el congreso por este cambio
Obama devuelve al mo...|

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha confirmado este lunes que el monte McKinley, la montaña más alta de norteamérica, volverá a recuperar su nombre indígena Denali, poniendo fin a cuarenta años de disputa entre el estado de Alaska y Washington.

La Casa Blanca ha recordado que McKinley "nunca puso un pie en Alaska" y "durante siglos" el monte, el más alto de Norteamérica, se había llamado Denali, "un nombre ampliamente utilizado en todo el estado en la actualidad".

Obama prevé anunciar el cambio de nombre del monte este lunes en Anchorage, la mayor ciudad de Alaska, al inicio de una gira de tres días por el estado centrada en advertir de nuevo de los peligros del cambio climático y en defender su autorización a la compañía Shell para realizar perforaciones en aguas del océano Ártico en un estado que tradicionalmente no ha apoyado al presidente demócrata.

Obama tiene programado visitar durante su viaje a Alaska un glaciar en riesgo de desaparición y conocer a la comunidad indígena del ártico, cuya forma de vida se ha visto afectada por el aumento del nivel del mar.
Cuarenta años de disputa

El monte McKinley, como se conocía hasta ahora, tiene una altura de más de 6.100 metros, en 1896 fue bautizado como McKinley después de que un prospector de oro que exploraba la región se enterara de que Ohioan William McKinley, que apoyaba el patrón oro, había ganado la nominación republicana a la presidencia.

Las comunidades indígenas apodaron el monte como Denali, “el más alto”, mucho antes de empezar a llamarse McKinley. En 1975 el estado de Alaska bautizó oficialmente esta montaña con su nombre indígena y desde entonces ha estado presionando al gobierno federal para que hiciera lo mismo.

La petición de Alaska en el congreso había sido bloqueada por el estado de Ohio, que quería seguir llamando al monte McKinley, como tributo al expresidente estadounidense.

Con el respaldo de Obama, la secretaria de Interior estadounidense, Sally Jewell, hará uso de su autoridad legal para realizar este cambio y así poner fin al largo debate.
Apoyo republicano en Alaska

La medida ha sido respaldada por el gobernador del estado de Alaska, Bill Walker, un republicano que ahora gobierna de forma independiente y por los funcionarios republicanos electos que siempre se han mostrado críticos con una administración que se muestra hostil a los intereses de petróleo y gas de su estado.

“Me gustaría dar las gracias al presidente por trabajar con nosotros para lograr este significativo cambio y mostrar el honor, el respeto y la gratitud del pueblo de Athabascan de Alaska”, ha declarado el senador republicano Lisa Murkowski, que ha liderado la lucha por el cambio del nombre a Denali en el Congreso.

Por su parte, el senador de Ohio, Rob Portman, ha afirmado que estaba decepcionado en lo que ha denominado “un ejemplo más de que el presidente va detrás del congreso”. Además, ha urgido a la Casa Blanca a encontrar otra manera para honrar a McKinley en el Parque Nacional de Denali.
Publicar un comentario