"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

15 ago. 2015

Grafican presiones sobre comunidades y áreas protegidas de la cuenca amazoníca peruana

cuencanamazonicawebMapa elaborado por el Instituto del Bien Común
– Imagen detalla constantes amenazas que pesan sobre un total de 96 millones de hectáreas, y que tienen que ver con actividades como la minería y tala ilegal, dentro y cerca, por ejemplo, de áreas naturales protegidas.
Servindi.- Los lotes de hidrocarburos ocupan el 17 por ciento de la cuenca amazónica que le corresponde a Perú mientras que las concesiones mineras hacen lo propio sobre el 11 por ciento de esta misma área.
Así lo muestra un novedoso mapa elaborado por el Instituto del Bien Común (IBC).
El trabajo hecho por esta institución cubre un total de 96 millones de hectáreas, lo que equivale al 75 por ciento del territorio nacional. El mapeo incluye las nacientes de los ríos en la vertiente oriental de los Andes.
El espacio analizado comprende, según el IBC, 55 áreas naturales protegidas, 2 mil comunidades nativas y 5 100 campesinas, así como 11 reservas territoriales.
En cuanto a las actividades hidrocarburíferas, de gas y petróleo, que el Estado viene promoviendo para el caso de 26 nuevos lotes, las regiones Loreto y Madre de Dios, ambas con gran biodiversidad, serán las más afectadas con diecisiete y cuatro lotes, respectivamente.
Respecto a las concesiones mineras que ocupan el 11 por ciento de la Amazonía, 10 millones de hectáreas, éstas se ubican principalmente en las regiones de Junín, Madre de Dios y Huánuco, precisa el IBC.

Aprovechamiento desmedido e ilegal de recursos

De acuerdo al mapa, el 18 por ciento de la cuenca amazónica peruana, 17 millones de hectáreas, está destinado al aprovechamiento de madera y otros recursos forestales. De esta cifra, 10 millones serían concesionados próximamente.
“Con frecuencia las concesiones forestales colindan con territorios indígenas, áreas naturales protegidas y reservas territoriales en la Amazonía, como la Reserva Territorial Isconahua (en Ucayali), creada para proteger a pueblos indígenas en aislamiento”, resalta la nota que acompaña la publicación del mapa.
El trabajo hecho permite apreciar que la deforestación ha ido en aumento y que en el periodo estudiado (2000-2013) más de un millón y medio de hectáreas de bosques han sido deforestadas.
Actividades ilícitas como la minería ilegal y el cultivo de coca que va al narcotráfico también representan un grave peligro para toda la cuenca.
De acuerdo a las fuentes a las que tuvo acceso el IBC, la minería ilegal se ha extendido a 13 regiones, siendo Madre de Dios la de mayor actividad, lo que ha provocado la destrucción de 50 mil hectáreas de bosques.
Por su parte, los cultivos ilícitos de coca alcanzan las 62 mil hectáreas en 13 regiones, cuyas mayores extensiones se concentran en Huánuco, Junín, Pasco y Ucayali.
Igualmente, otra actividad que supone presión es el cultivo de palma aceitera “en bosques primarios o en áreas ya intervenidas”, el cual se encontraría en expansión.
“Actualmente, hay 600 mil hectáreas declaradas como potencial para dicha actividad, de las cuales 60 mil ya están cultivadas”, precisa.

Agroindustria e infraestructura

El mapa, el cual se encuentra desagregado por actividad, muestra también que las áreas dedicadas a la agroindustria son cada vez mayores y que los proyectos de infraestructura se incrementan. Esto se ve con carreteras que atraviesan el paisaje andino amazónico y numerosas plantas hidroeléctricas.
“Existen 170 plantas de las cuales 124 están en operación y otras 46 figuran en los planes energéticos de la cuenca”, anota el IBC.
Según el Instituto del Bien Común, este es el primer mapa en su clase que abarca la cuenca amazónica en su totalidad. Como es sabido, luego de Brasil, Perú es el país que más territorio amazónico posee. Para acceder a los mapas puede dirigirse al mismo IBC, visitando su sitio web haciendo clic aquí.
Publicar un comentario