"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

23 may. 2015

Yanacocha violenta predio de Máxima Acuña y ataca a un familiar


- Empresa aprovechó que campesina no se encontraba para hacer ingresar a decenas de sus trabajadores. Pariente de Máxima resultó herida.
Servindi.- Continúa la hostilización. La tarde del viernes 22 de mayo trabajadores de la empresa minera Yanacocha, en Cajamarca, derribaron una nueva construcción levantada por la campesina Máxima Acuña y su familia en la zona de Tragadero Grande.
Los hechos se conocieron la noche de ayer a través de un medio de circulación nacional que recogió la versión de la empresa, según la cual no se registraron episodios violentos durante su actuación.
No obstante, en diálogo con Servindi, Ysidora Chaupe, hija mayor de Máxima, denunció que durante la intervención la empresa agredió físicamente a su cuñada Maribel Gil Briones, quien se encontraba sola en el predio.
Los hechos se dieron cuando Máxima y su esposo Jaime Chaupe se encontraban en la ciudad de Celendín, para asistir a una audiencia por un proceso judicial iniciado contra ellos por la empresa minera.
“Parece que los abogados de Yanacocha llamaron a Conga (nombre del proyecto que la empresa pretende ejecutar y que abarca la zona que ocupa la campesina y su familia) para decirle a la policía que ingrese a la casa”, sostuvo la también madre de familia.
“Lo más indignante es que han golpeado a mi cuñada, la han apedreado por la cintura, cuando ha corrido a quitar la calamina, la madera que se han estado llevando. Ella estaba sola, no ha podido ni tomar foto”, añadió exaltada.
Según explicó, la construcción derribada lo constituía un ambiente que en el campo se denomina “cocina de cuy”, que tiene cuatro  metros de ancho por seis de largo.
Respecto a lo dicho por Yanacocha sobre que la construcción se hizo en un terreno de su propiedad, Ysidora sostuvo que dicha aseveración no tiene fundamento ya que la edificación se hizo dentro de las 25 hectáreas que le pertenecen a su familia y sobre las cuales existen documentos.
Este nuevo caso ha sido expuesto a nivel local por la misma Máxima la mañana de hoy a través de Radio Líder. Se espera que próximamente la familia inicie acciones legales.
Cabe precisar que no existe claridad sobre si los que ingresaron al predio de Máxima ayer fueron trabajadores o policías. En más de una ocasión la empresa ha negado que tenga efectivos bajo sus órdenes. Esta versión, sin embargo, ha sido desmentida por organizaciones de la sociedad civil que han investigado sus nexos.
Publicar un comentario