"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

22 mar. 2015

Van 150 indígenas heridos por reclamación de tierras en Cauca

Este jueves se dio un nuevo enfrentamiento entre los indígenas, que ocupan una finca en Caloto, y miembros de la Fuerza Pública, que intentan restablecer el orden público. Se estima que 20 nativos fueron heridos.
dlr-enfrentamientos-calotoEnfrentamientos entre agentes del Esmad e indígenas del norte de Cauca. Foto: tomada de la página web de la Acin.
Desde hace un mes se están presentando fuertes enfrentamientos con indígenas de la comunidad Nasa que reclaman 20 mil hectáreas para su subsistencia. Para presionar al gobierno nacional, recurrieron a la estrategia de ocupar fincas y bloquear la vía Panamericana en diferentes puntos del departamento del Cauca. En respuesta, agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía Nacional se han dado a la tarea cumplir con órdenes de desalojo.
Hasta ayer, los sitios de mayor confrontación eran la zona rural de Corinto donde los indígenas ocupan cuatro fincas que son explotadas por el ingenio Incauca, y La Agustina, vereda de Santander de Quilichao por donde pasa la vía Panamericana (Ver: Vuelven los enfrentamientos entre indígenas y Policía en Corinto). Pero hacia el mediodía de este jueves, se registró un fuerte enfrentamiento cuando el Esmad intentó desalojar a los más de 1.500 indígenas que están ocupando la hacienda La Emperatriz, en Caloto.
Edwin Mauricio Capaz, del equipo de derechos humanos de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin), le dijo a VerdadAbierta.com que 20 indígenas sufrieron heridas menores y que otro tuvo que ser trasladado de gravedad al hospital de Caloto porque recibió un fuerte impacto en la cabeza. “Antes de los enfrentamientos de ayer teníamos registrados alrededor de 130 heridos, ahora llegamos a 150”, dijo Capaz, quien explicó que no hubo transporte público porque la vía que comunica a Caloto con Corinto estuvo bloqueada hasta las ocho de la noche por una tanqueta del Esmad que quedó atravesada en el camino.
Además de esta situación, la Acin denunció, en un comunicado, que “ingresaron policías vestidos de civil y encapuchados que dispararon contra la comunidad”. Al respecto, el integrante del grupo de derechos humanos de la Acin, dijo que por fortuna no hubo heridos, ya que desconocidos dispararon contra los miembros de la Fuerza Pública, y estos a su vez les dispararon a los nativos. Según él, esa acción fue un sabotaje porque los disparos contra la Fuerza Pública se hicieron desde el sector del cementerio, donde está la Brigada XIV del Ejército y tiene el control de la zona.
Esta difícil situación de orden público se da en medio de las reclamaciones de tierras del pueblo Nasa, que ante la falta de espacios para vivir dignamente, decidió recuperar parte de los territorios que consideran ancestrales y reclamarle al gobierno nacional por el incumpliendo de varios acuerdos.
Gabriel Paví, exconsejero de la Acin y actual gobernador del cabildo de Toribío, le explicó a VerdadAbierta.com que las comunidades del norte del Cauca tienen un déficit de 142 mil hectáreas y que la mayoría del territorio que tienen actualmente no se puede explotar porque se encuentran en zonas de reserva forestal, nacimientos de agua, están erosionadas o no son aptas para el cultivo. Por esa razón, los indígenas buscan tierras en las zonas planas de Cauca, y aducen a la recuperación de los territorios que les pertenecieron a sus antepasados y al incumplimiento del Estado de unas recomendaciones que hizo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a raíz del pleito judicial por la masacre de El Nilo, en la que se comprometió a reparar integralmente al pueblo Nasa y a garantizarle la no repetición de la violencia.
Aunque el Estado cumplió el acuerdo de reparar con 15.600 hectáreas a los indígenas -lo hizo en 20 años cuando acordó hacerlo en cuatro-, los indígenas reclaman por la reparación integral de la masacre de El Nilo, y por la reparación de las masacres que cometieron los paramilitares en la década pasada, como las del Naya, Gualanday, San Pedro y San Francisco, además de los 1.500 asesinatos selectivos que han contabilizado.
Para aliviar esta situación, los indígenas han pedido un encuentro con los ministros de Agricultura y del Interior, pero no ha sido posible. Según le contaron diferentes líderes indígenas a VerdadAbierta.com, la reunión no se ha dado porque las posturas entre las dos partes son muy distantes: los indígenas piden que el Estado les dé 20 mil hectáreas en cuatro años, pero el gobierno les ofrece tres mil y cuatro mil millones de pesos destinados a proyectos productivos y, además, aduce que ya tiene un compromiso con el Consejo Regional Indígena del Norte del Cauca (Cric) para entregarles 40 mil hectáreas a diferentes comunidades del departamento.
En otro comunicado emitido ayer, la Acin indicó que “son conscientes que la problemática de tierras no es un asunto solo de los pueblos indígenas, sino también de los hermanos campesinos, afros y urbanos, frente a lo cual estamos dispuestos a seguir fortaleciendo los escenarios de diálogo y concertación que nos permita dar una solución y posibilite una convivencia pacífica con los sectores sociales y económicos de la región”. Y agregó que para no perjudicar las actividades religiosas de Semana Santa que se realizan en Popayán, retirarán los bloqueos de la vía Panamericana en La Agustina, mientras la fuerza pública no agreda a los reclamantes de Corinto y Caloto.
Mientras se logra una solución, las comunidades indígenas dicen que no tienen afán y que seguirán ocupando las fincas, porque este “proceso de liberación de la madre tierra lo entienden como ritual y estos apenas son sus inicios”, según explicó Capaz, pero con el paso de los días aumenta el número de heridos, y se da la posibilidad de que se consume una tragedia.

Publicar un comentario