"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

12 feb. 2015

Secuestro y tortura racista contra joven qom en Chaco

11-02-2015 Se realizó una conferencia de prensa en Resistencia y se marcha en Las Palmas
Secuestro y tortura ...
En conferencia de prensa, realizada en SITECH Federación en la mañana de hoy, Ezequiel Luis Gómez, de 15 años exponía sus heridas de golpes de puño en su rostro, marcas de ataduras de manos con alambres y uñas que intentaron ahorcar su cuello, propiciado por el agresor Brígido Gonzalez, quien en presencia de su esposa y su suegro en la madrugada del 8 pasado, secuestró a Ezequiel llevándolo a su domicilio, y no contento con los golpes, lo desnudó, efectuó un disparo de arma de fuego que le rozó el ojo y la oreja izquierda, y le rapó la cabeza.

Ezequiel llegó a la ciudad capital en compañía de familiares, una delegación de unos veinte jóvenes amigos y dirigentes de la CCC (Corriente Clasista y Combativa) de las Palmas y La Leonesa. Aquí lo esperaban delegados de organizaciones que integran la Multisectorial del Chaco contra el Ajuste y la Represión, principalmente jóvenes del Movimiento de Naciones y Pueblos Originarios en Lucha de Fontana. También se hizo presente en solidaridad el Intendente de Las Palmas, Víctor Armella y el dirigente del PTP- PCR Rodolfo Schwartz.

En un clima de profundo dolor, bajo el pequeño quincho del sindicato que apenas cubría a la muchedumbre de la lluvia torrencial que se precipitó a la hora de la convocatoria a los medios locales, los familiares y amigos de Ezequiel expresaban las vivencias cotidianas de violencia y malos tratos en los barrios humildes de los pueblos, tanto a jóvenes originarios como criollos, pero principalmente a los originarios, quienes son “perseguidos por la policía, por estar sentados tomando tereré en una vereda, y golpeados hasta el cansancio en las comisarías por parte de la policía”.

Silva Alicia, la madre de Ezequiel, envuelta en lágrimas expresó, “Desde las 5 de la mañana mi hijo fue interceptado por este hombre, Brígido Gonzalez, 40 o 41 años. Le alza a mi hijo a punta de pistola en la bici, “cállate, cállate Ezequiel, o te meto un tiro”. Le lleva en la bici, hasta su casa, llega a la casa, le saca la ropa, le patea todo, luego le ata las manos por atrás, los pies con piola. Quiero justicia para mi hijo, para que no le pase a nadie lo que le pasó a mi hijo”. Alicia rompió en llantos, y ante la pregunta del periodista de ¿por qué cree que le sucedió esto a su hijo? Ella, dolorida y con voz entrecortada respondió: Por racismo.
Ezequiel, de sólo 15 años, pero inquebrantable, se animó y contó: “Ese día estaba yendo a mi casa con mi primo y me encontré con este señor que me dijo: ¿y la moto? y el otro salió a correr yo estaba bien al lado de él y me dice: subite a la bici, me llevó a su casa y me agarró del cuello y me empezó a cogotar y no podía respirar nada. Vino el hijo, me ató con una piola y con alambre las manos y me metieron patadas por la cabeza y la panza y después me soltaron en boxer ….”

Al finalizar la conferencia, en una ronda de opiniones, la mayoría de los presentes opinó que no es un caso aislado, que el Estado avala este tipo de violencia, y que los pueblos originarios sufren la doble opresión, por ser pobres y por ser originarios, que violencia son las muertes por desnutrición y tuberculosis o Chagas, como la reciente muerte de Nestor Femenía, la muerte de jóvenes mujeres originarias violadas y asesinadas, o de jóvenes que aparecen flotando en el río Bermejito. Que no están dispuestos a tolerar más semejantes maltratos, que es un gran paso el que dio Ezequiel y su familia y el acompañamiento de sus amigos en no tener miedo y denunciar, porque la mayoría de estos casos quedan en silencio, y se preparan para una marcha esta tarde en la localidad de Las Palmas.


Denuncian salvaje tortura con simulacro de fusilamiento a un joven qom en el Chaco

Una familia de origen qom denunció que su hijo de 15 años fue secuestrado y salvajemente torturado, con un simulacro de fusilamiento, por un hombre en la localidad chaqueña de Las Palmas.

Una familia de origen qom denunció que su hijo de 15 años fue secuestrado y salvajemente torturado, con un simulacro de fusilamiento, por un hombre en la localidad chaqueña de Las Palmas, en un caso que vuelve a poner en escena la discriminación que sufren las comunidades aborígenes en el Nordeste argentino.
Silvia Alicia Gómez encabezó ayer una conferencia de prensa en la sede de un sindicato en Resistencia, donde mostró a su hijo Ezequiel con las heridas, y acusó a un hombre de 40 años de raptarlo en la calle y llevarlo a su casa, donde le practicó un simulacro de fusilamiento y lo golpeó ferozmente por varias partes del cuerpo y la cabeza.
"El 8 de febrero, a las 5 de la mañana, Brígido González, de 40 años de edad, lo agarró a mi hijo en la calle, lo levantó en su bicicleta, lo llevó a su casa, lo desnudó, lo ató a una silla piolas y alambre y le efectuó un disparo con un revolver; la bala le rozó la oreja", relató Gómez.
"Le pegó por todas partes del cuerpo, la cabeza y la cara, hasta dejarle estas marcas", dijo la madre en la conferencia, con la presencia de su hijo herido y acompañada por dirigentes de la agrupación Corrientes Clasista y Combativa (CCC).
Gómez precisó que el agresor torturó al chico en presencia de sus suegros y con la ayuda de su hijo, quien lo ayudó a atarlo en la silla que utilizaron para cometer el ataque violento.
"Ya estaba armado cuando fue a buscarlo en la calle porque lo alzó a mi hijo a punta de pistola en la bicicleta y casi lo ahorcó, amenazándolo de muerte y exigiéndole que mi hijo le diga donde estaba su moto", agregó la madre en relación a que el agresor había acusado al menor de edad de la desaparición de una motocicleta de su propiedad.
En la conferencia, Silvia le pidió a su hijo que cuente el hecho y, entre lágrimas, Ezequiel habló: "Me dijo: subite a la bici , me llevó a su casa y me agarró del cuello y me empezó a acogotar y no podía respirar nada. Vino el hijo de él y me ató con una piola y con alambre las manos y me metieron patadas por la cabeza y la panza y después me soltaron".
La denuncia policial fue radicada por la familia de Ezequiel en la comisaría local de Las Palmas y se espera que la Justicia chaqueña cite a declaración indagatoria al hombre señalado, quien podría quedar detenido por los signos evidentes de la gravedad del caso.
La madre respondió que su hijo "fue víctima del racismo que permanentemente viven las comunidades" de los pueblos originarios en el Chaco por parte de otros sectores de la sociedad y de la Policía. (NA).-
Publicar un comentario