"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

12 feb. 2015

Panamá: Suspenden obra hidroeléctrica rechazada por indígenas




Servindi, 10 de febrero, 2015.- El gobierno panameño anunció el lunes la suspensión temporal de la construcción de una hidroeléctrica acusada por años de poner en riesgo la comarca Ngäbe Buglé. Según informó la autoridad  que dio la orden, la empresa a cargo del proyecto incurrió en faltas al Estudio de Impacto Ambiental (EIA).
Dicha versión fue señalada por Mirei Endara, administradora de la Autoridad Nacional de Ambiente (ANAM), organismo que ordenó la medida contra el conocido proyecto Barro Blanco.
Según explicó la funcionaria, la suspensión del proyecto se mantendrá “hasta que se terminen las investigaciones de los incumplimientos” al EIA.
“Si la empresa hubiera cumplido con todas las medidas que se estaban explicitando en los estudios de impacto ambiental y en el plan de manejo ambiental no hubiéramos llegado a este punto”, señaló.
Por su parte, la vicepresidenta y canciller Isabel De Saint Malo, quien encabeza una comisión de alto nivel que ve el caso, afirmó que la medida se dio, entre otras cosas, por la falta de acuerdos con las poblaciones indígenas.
La decisión tiene lugar en medio de prolongadas protestas del pueblo originario Ngäbé Buglé, que considera que la central hidroeléctrica impactará en varias de sus comunidades y en uno de sus afluentes.
Como es sabido, a cargo de la construcción de Barro Blanco se encuentran las empresas Generadora del Istmo S.A e Hidráulica San José. Las obras se iniciaron el 2008 en el poblado de Tolé, provincia de Chiriquí, a 320 kilómetros de la capital, y próxima a la comarca Ngäbe Buglé.
Con una inversión que según los empresarios supera ya los 200 millones de dólares, la planta busca generar 28.84 megavatios, o cerca del 2 por ciento de la energía que se produce en el país.
El vicepresidente de Generadora del Istmo, Aldo López, dijo el mismo día del anuncio a un grupo de ejecutivos de empresas panameñas que la construcción lleva un 95 por ciento de adelanto.
“Estamos dispuestos a llegar a un acuerdo con la comunidad”, señaló López, al tiempo en que aseguró desconocer sobre los incumplimientos mencionados por las autoridades ambientales.
Publicar un comentario