"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

19 feb. 2015

Indígenas Matsés advierten que podrían enfrentarse a petrolera canadiense

Foto; David Hill
Por David Hill
- Indígenas del pueblo Matsés afirman que podrían defenderse con lanzas y flechas si empresas petroleras entran en sus territorios, ubicados en la provincia de Requena, región de Loreto en Perú, y más allá de la frontera con Brasil.
Numerosos miembros del dicho pueblo dicen que podrían comenzar a luchar después de que a una empresa con sede en Canadá, Pacific Rubiales Energía, le fueron otorgadas, en 2007, licencias para operar en dos concesiones petroleras que abarcan casi 1.5 millones de hectáreas.
Ubicación de los lotes 135 y 137 concesionados a Pacific Rubiales Energy. Fuente: Minem
Los Matsés se han opuesto públicamente a las concesiones por al menos seis años, pero ellos afirman que tanto Pacific Rubiales como la entidad estatal encargada, Perupetro, los ignoran y no respetan sus derechos.
“Parece que el estado es un niño,” dice Dora Canë, del anexo Matsés más lejano del lado peruano, Puerto Alegre. “No escucha. Decimos no, pero está continuando. Quiere acabar con nosotros.”
“Hemos manifestado no, pero la empresa está continuando,” afirma Néstor Binan Waqui, otro comunero de Puerto Alegre. “No tenemos más que decir. Tenemos una lanza. La única cosa es nuestra lanza.”
“Tienen que respetar derechos indígenas, pero en mi opinión no están respetando,” dice Lorenzo Tumi, también de Puerto Alegre. “Por muchos años hemos estado diciendo no. La única arma que tenemos es matar uno.”
Los Matsés que viven en Brasil están igualmente preocupados por las dos concesiones – en parte porque ellos consideran el lado peruano una parte de sus territorios y también debido a los posibles impactos sociales y ambientales del lado brasileño.
“No queremos la empresa,” afirma Waki Mayoruna, el cacique de Lobo, la aldea Matsés más lejana del lado brasileño. “Si ellos no escuchan, si no entienden nuestro no, será un enfrentamiento hasta morir. Mi posición siempre será esto.”
“Siempre vamos a luchar en contra de la invasión de nuestro territorio,” dice José Tumi, desde la aldea Sao Meireles en Brasil. “Si ellos no escuchan podemos enfrentar como antes, con flecha. No tenemos miedo de morir.”
“Los gobiernos no escuchan, no respetan, nuestra decisión,” afirma Juan Bai, otro comunero de Sao Meireles. “Un día nuestra paciencia podría acabar. Tenemos limitaciones. Si invaden la única cosa será esto [luchar].”
Muchos de los Matsés enfatizan que sus antepasados tuvieron que luchar en contra de la invasión de sus territorios por parte de caucheros, madereros y militares, entre otros, y ellos podrían hacer lo mismo hoy en día.
“Antes del contacto siempre hubieran conflicto en esta zona,” dice Rómulo Teca, en Puerto Alegre. “Puede llegar a esta punta. Somos hijos de estos guerreros. Podemos defendernos igualmente, con armas. Siempre lucharé para que no entren petroleras.”
“Considerando nuestros padres han defendido nuestro territorio enfrentando con otras tribus, mestizos y militares, por qué no mantener esta posición, siendo hijos de nuestros padres guerreros?” preguntó Felipe Reyna Regijo durante una reunión binacional para los Matsés en noviembre pasado.
Dicha reunión concluyó con el “rechazo total” por los Matsés de ambas concesiones en el lado peruano, y la firma de una declaración que afirmó que la decisión como “unánime” y denunció los impactos contaminantes de obras petroleras en otras partes del país.
Raimundo Mean Mayoruna, el presidente de la Organización General Mayoruna (OGM), destaca desde la aldea Soles en Brasil que los Matsés no quieren conflicto, pero podría suceder si no se respetan sus derechos.
“No queremos este, pero con muchas molestas los Matsés pueden enfrentar en conflicto,” afirma el líder. “Mi mensaje que dejo es que las empresas respeten nuestra decisión y entiendan que nosotros vivimos acá mucho tiempo y queremos vivir en paz.”
Según la ONG CEDIA, una de las concesiones, llamada Lote 137, incluye 49% de la Comunidad Nativa Matsés, y 36% de la supuestamente “protegida” Reserva Nacional Matsés, que también forma parte de sus territorios.
La otra concesión, Lote 135, también incluye la comunidad, la reserva y otras áreas que los Matsés consideran sus territorios, además de una reserva propuesta para indígenas que viven en “aislamiento” o “aislamiento voluntario.”
El límite oriental del Lote 135 y una parte del Lote 137 es el río Yaquerana – lo que actúa como la frontera entre Perú y Brasil y es fundamental para los Matsés de ambos países para tomar agua, cocinar, lavar, bañar y pescar.
Durante la reunión binacional el nuevo presidente de los Matsés, Daniel Vela, reveló que hace poco Perupetro solicitó una reunión. Los Matsés decidieron invitarlos a sus territorios para comunicarles que rechazan las dos concesiones – una invitación que la empresa rechazó, según Vela.
La ONG brasileña Centro de Trabalho Indigenista (CTI) ha escrito al Ministro de Cultura del Perú sobre “los fuertes indicios” de la existencia de indígenas en “aislamiento” o “aislamiento voluntario” arriba de los Matses.
“Las consecuencias de contactos con petroleras ya son conocidas sea en Brasil, sea en Perú: impactos ambientales, muertes por enfermidades, migraciones forzadas y mayor presión sobre sus territórios por parte de la población no indígens,” dice Conrado Octavio, de CTI.
—- Fuente: Blog de David Hill en La Mula: https://davidhill.lamula.pe/2015/02/15/indigenas-matses-advierten-que-podrian-enfrentarse-a-petrolera-canadiense/davidhill/
Publicar un comentario