"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

6 may. 2014

Brújula Roja denuncia provocaciones y agresiones por militancia dentro de la Sexta

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
A la Red Contra la Represión y por la Solidaridad
A los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona
A los medios de comunicación honestos

Compañeras y compañeros:
Nuevamente les denunciamos una nueva agresión contra integrantes de la Brújula Roja y vecinos de la Unidad Habitacional Tlanezi Calli, en Iztapalapa. Como saben, nuestros compañeros y compañeras de Tlanezi calli, a su paso, han decidido alejarse de las influencias de organizaciones con intereses electorales, alineados con el gobierno de Distrito Federal y, en este caso, con dirigencia de integrantes del Partido del Trabajo, como es la Organización Nacional del Poder Popular (ONPP).
     El 30 de abril de 2014, alrededor de las 10:00 de la mañana, dentro de la comunidad, Jaime Solano Pacheco, integrante de la Brújula Roja fue empujado por el señor Rafael Peña, de la ONPP, lo retó a golpes y comenzó a agredirlo. Jaime tuvo que defenderse. Se sumó a la agresión otro integrante de la ONPP, identificado con el nombre de Francisco Andrade Martínez, que, junto con su madre, es dueño de una tienda donde se vende cerveza clandestinamente, lo que obligó también a nuestro compañero Sergio Solano Pacheco a intervenir para detener la agresión. Este señor Francisco dijo que se la verían con su hermano que es Ministerio Público. Hasta el momento parecería un problema entre vecinos, sin embargo, “casualmente” se reunieron alrededor de 15 integrantes de la ONPP lo que obligo a nuestros compañeros de la Brújula Roja a retirarse a la casa de Sergio.
     A las 10:30 aproximadamente llegaron, de manera externa a la comunidad, más gente de la ONPP junto con funcionarios del Gobierno del Distrito Federal, en este caso, del Instituto de Vivienda del Distrito Federal (INVI). Estos funcionarios pretendían realizar una verificación, presentando documentos sin sellos ni firmas. Posteriormente, al ser cuestionada su visita, comenzaron a contradecirse sobre los motivos por lo que deseaban ingresar a la comunidad. Sin embargo, junto con el dirigente de la ONPP, José Luis Rubio, así como integrantes de esta organización, de manera provocadora, los funcionarios ingresaron a la unidad habitacional, lo que produjo mayor tensión en la comunidad. Los vecinos de Tlanezi calli, comenzaron a salir de sus casas lo que obligó a los funcionarios del INVI y a los integrantes de la ONPP, junto con su dirigente, a arrinconarse en un pasillo y comenzaron a retirarse. Los vecinos cercaron a los invasores y reiteraron que la asamblea había elegido como representante de Tlanezi Calli a Sergio Solano Pacheco y no a José Luis Rubio.
     Al salir los agresores, nuevamente comenzaron los actos de violencia física contra Sergio Solano desde el exterior y contra otros vecinos que se encontraban a fuera de la comunidad. De este modo, una joven integrante de la ONPP agredió a nuestra compañera Elsa Agirre, mordiéndola en el brazo mientras otros vecinos recibían insultos de los demás integrantes de la ONPP. Mientras que en el interior de la comunidad, Érika Ruiz, de la ONPP, no sólo conforme con insultar, se fue a golpes contra la compañera Norma Salgado Martínez, integrante de la Brújula Roja, tirándola y golpeándola hasta que fueron separas.
    La violencia verbal continúo así como las amenazas por nuestra militancia como Brújula Roja dentro de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona: la señora Gloria Salinas y su esposo Ernesto, también integrantes de la ONPP, dijeron a nuestro compañero  Sergio que se cuidara porque él seguía y continuaron sus insultos: “pinches zapatistas baratos, estamos hasta la madre de sus discursitos de guerrilleritos”
    Aclaramos que nosotros, nosotras, como Brújula Roja NO SOMOS ZAPATISTAS, pero desde el primero de enero de 1994 nos hemos identificado con la lucha zapatista, consecuentes con nuestro pensamiento, hemos apoyado, dentro de nuestros límites, los llamados de nuestros compañeras y compañeras del EZLN; que somos con mucho orgullo adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona; que la misma comunidad de Tlanezi Calli se considera simpatizante de este movimiento, se ha solidarizado entusiastamente con el zapatistismo, por ejemplo, recibiendo a la Comandanta Ramona, recibiendo en Tlanezi Calli a los 1111, participando en la Marcha del Color de la Tierra. Y ahora, con nuestros tropiezos, a nuestro paso, quizás bastante lento, caminamos juntos – como Brújula Roja, como vecinos de Talnezi Calli con el ejemplo de nuestros compañeros, nuestras compañeras zapatistas, sí, de los zapatistas, con lo que tanto desprecio hablan los integrantes de la ONPP.
     Es verdad, los vecinos de la comunidad de Tlanezi Calli tienen algunos compromisos de los que quiere ya liberarse con el INVI, compromisos de los que el mismo INVI no quiere liberarlos, más aún, después de abandonar la ONPP, y, por lo tanto, de los intereses del Partido del Trabajo, las alianzas con el Partido de la Revolución Democrática, de alejarse de la influencia partidista y del del Gobierno del Distrito Federal, más aún cuando participa de acuerdos políticos e intereses económicos con la dirigencia de la ONPP: los exdiputados del PT Ana Estela Aguirre y José Luis Rubio, también dueños, dicho sea de paso, de la constructora Tectónica, que participa de los negocios del INVI en la construcción de viviendas.
    Creemos que todas estas agresiones que hemos resistido ya rebasan las rabietas de José Luis Rubio y Ana Estela Aguirre por la pérdida de la zona y de ingresos económicos a sus bolsillos, pues, al participar en estos actos de provocación y de agresión funcionarios del Gobierno del Distrito Federal, la fuerza pública, como el 31 de agosto de 2013,  creemos que existen intereses más allá de los personales de los exdiputados y que va dirigido al despojo de áreas recuperadas para uso de agricultura urbana y de proyectos productivos comunitarios, con el despojo del Centro Comunitario de la comunidad donde se realizan diversas actividades de salud, deportivas, culturales, educativas; incluso, del despojo de viviendas para cederlas a incondicionales de los exdipuados o del INVI o de no sabemos qué intereses; va dirigido a la eliminación de las brigadas de seguridad que los vecinos y integrantes de la Brújula Roja han realizado y que han disminuido notablemente los robos y las agresiones sexuales; va dirigido contra la organización apartidista, no electoral, dirigido a quienes seguimos el ejemplo, es verdad, bastantes alejados aún, de las autonomías zapatistas.
    Llamamos a mantenerse atentos de nuestra situación, en este rincón de Iztapalapa, de las continúas agresiones por  parte de la ONPP, del INVI y, por lo tanto, del Gobierno del Distrito Federal.
    Sin más por el momento, sus compañeros de la Comunidad de Tlanezi Calli y de la Brújula Roja
Publicar un comentario