"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

8 dic. 2013

II Cumbre Regional Amazónica: Juntos por la defensa de la Amazonía y un planeta Vivo

Fuente OPIAC de Colombia: “La cuenca amazónica sudamericana es esencial para el destino de la humanidad y los pueblos indígenas somos sus actores estratégicos”.
Para esta II Cumbre a realizarse en VILLAVICENCIO, Departamento del Meta - Colombia, del 13 al 15 de diciembre, los pueblos indígenas de los 9 países de la Cuenca Amazónica y sus organizaciones representativas, caminan juntos por la defensa de la diversidad y la selva con todas sus inmensas riquezas: biológicas, naturales y culturales.
Información principal del II Cumbre Regional Amazónica
Lugar y fecha: VILLAVICENCIO, Departamento del Meta - Colombia, del 13 al 15 de diciembre de 2013.
Organizan y Convocan: organizaciones indígenas de los 9 países que conforman la Coordinadora de organizaciones indígenas de la Cuenca Amazónica; COICA y como Anfitriona la Organización de los pueblos indígenas de la Amazonía colombiana, OPIAC, les da la más calurosa bienvenida.
Para esta II Cumbre los pueblos indígenas de los nueve (9) países de la Cuenca Amazónica y sus organizaciones representativas, caminan juntos por la defensa de la diversidad y la selva con todas sus inmensas riquezas: biológicas, naturales y culturales; por ello el objetivo de esta II Cumbre se centra en anteponer la Vida Plena Amazónica frente al Desarrollismo y el IIRSA, megaproyecto de gran calado y amenaza inminente para los pueblos indígenas y las formas de vida en la Amazonía.  
Contexto: Vida Plena Amazónica frente al Desarrollismo y el IIRSA
De las 1000 millones de hectáreas amazónicas, ocupamos alrededor del 30% de la Amazonía en estado pristino con 170 millones de hectáreas de bosques tituladas y pendientes por titular más de 100 millones de hectáreas, que son de nuestra pertenencia ancestral porque la hemos cuidado por miles de años y, en apenas 200 años las empresas transnacionales y los Estados la están destruyendo a ritmo acelerado y, como consecuencia está amenazada la vida y la sobrevivencia indígena y la de la naturaleza y la de la humanidad. Por ello como pueblos y organizaciones hermanas hemos pasado de la resistencia pacífica a la protesta pacífica, y de ella a la propuesta para nuestra Continuidad.
En 30 años los 3 millones indígenas amazónicos, logramos una novedosa y potente red organizativa expresada en la COICA y basada en los territorios de más de 5000 comunidades, articuladas en más de 200 organizaciones locales y éstas, a su vez, en 9 confederaciones nacionales en sus respectivos países así: Organización de pueblos indígenas de la Amazonía colombiana, OPIAC; Coordenação das Organizações Indígenas da Amazônia Brasileira, COIAB; Confederación de pueblos indígenas de Bolivia, CIDOB; Asociación Interétnica de Desarrollo Selva Peruana, AIDESEP; Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonia Ecuatoriana, CONFENIAE; Organización Regional de Pueblos Indígenas del Amazonas Venezolana, ORPIA; Amerindian Peoples Asociation de Guyana, APA; Federation des Organisations Autochtones de Guyane (Guyana Francesa), FOAG y,  Organization of the Indigenous Peoples in Suriname, OIS.
Vivimos tiempos oscuros y decisivos en Amazonía. Son crecientes, impredecibles e indetenibles las gigantescas inundaciones, intensas sequías, los incontrolables incendios forestales, gigantescas represas, supercarreteras que destrozan todo el ecosistema y atraen invasiones masivas de colonos y contaminación por causa de los metales pesados de los pozos y oleoductos, la remoción de riberas y contaminación eterna con mercurio y arsénico de la minería, las mafias de tala ilegal de bosques, la expansión de la palma aceitera, los biocombustibles y la agroindustria, expansión de monocultivos, la biopiratería y la avalancha de piratas del carbono que aprovechan la complicidad estatal con la ilusión de un “mercado privado de carbono”.
Todo esto está conectado y potenciado por la “Iniciativa de Integración Regional Sudamericana” (IIRSA) con más de 500 megaproyectos y fondos de más de $ 70,000 millones impulsados por el Banco Nacional de Desarrollo del Brasil (BNDES) y otros bancos y capitales del ‘desarrollismo’. Y todo ello nos confirma que detrás de la crisis climática está la crisis territorial; porque la selva, sus  bosques, ríos y ecosistemas están agredidos diariamente, desde “abajo” (desarrollismo extractivista) y desde “arriba” (calentamiento global). Por eso hay crisis climática, pero no solo se trata de CO2 y atmósfera, detrás de ello está la destrucción territorial Amazónica, que además pasa por encima de la posesión ancestral o los títulos legales que poseen nuestros pueblos, así como los ribereños, quilombolas, palenques, shiringueiros y otros movimientos populares.

Publicar un comentario