"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

19 jun. 2013

Belo Monte : petición de cacique Raoni - carta de apoyo al movimiento Idle no more y a mis hermanos indígenas de Canadá

Cacique RAONI METUKTIRE - carta de apoyo al movimiento Idle no more y a mis hermanos indígenas de Canadá
Introducción : Grito de fastidio de las poblaciones indígenas del Canadá, el movimiento Idle no more está marchando para entrar en la Historia de las grandes contestaciones que hacen adelantarse a la Humanidad. Un movimiento espontaneo del cual las autoridades locales no conocieron las intenciones y que huele la primavera árabe, pues está tirando su savia del pueblo y de las redes sociales.
Todo empezó a partir de cuatro mujeres y de una gota de agua, la que hizo rebasar la copa. Una ley, con un horroroso nombre de matrícula de prisionero, la C-45, propuesta luego adoptada por el gobierno Harper, está simplificando la adquisición de las tierras indígenas, revisando fuertemente a la baja la protección de los ríos y lagos, tan apreciados a su sobrevivencia. 
El momento es trágico por los pueblos indígenas del Canadá. “Idle no more” (“nunca más la inacción!”) se vuelve su canto de guerra. Rutas, ferrocarriles, puentes son trabados pacíficamente. Obreros, sindicatos, ONGs, alter mundialistas, el pueblo vuelve a ponerse en camino y se junta a los amerindios. Eso es histórico. La gota se vuelve riachuelo, pues río y próximamente marea humana, porque Idle no more está creciendo cada día más y sus afluentes están alcanzando a los escondrijos alejados de la planeta. 
Está asustando a los medias, los políticos, está tomando atajos sobre Internet. Pasó por los EE.UU, empieza a alcanzar Europa, esa grande marea humana se infla ahora de los aguas del Río Xingu, herido por la represa de Belo Monte, por la voz de su más ardiente defensor, el Cacique Raoni. Esta voz, la de un sabio respetado por el mundo entero, atravesó 8000 kilómetros. Tiende un puente sobre los dramas de dos historias paralelas: la de los pueblos amerindios del Norte y la de sus hermanos del Sur. Las dos se está pasando ahora y Idle no more puede ser un capitulo crucial. 
Esto es el sentido del apoyo del Cacique Raoni. Amerindios y indígenas de todos los continentes tienen que marchar juntos, cerca de los quienes, aplastados por nuestra civilización, se reconocen en esta lucha. El mensaje de apoyo del Cacique Raoni tiene la fuerza y el impetú de una marea. Su flujo, la voz de los Kayapo, sale ahora hacía el Canadá. Su “reflujo”, el canto de las Primeras Naciones y de Idle no more, ganará pronto, esperemos, a la inversa, el Brasil y el resto del continente amerindio. Podría despertar las conciencias, el pueblo y hacer vacilar a los poderosos. 
Gert-Peter Bruch – Planeta Amazonia



Cacique RAONI METUKTIRE, pueblo Kayapó, Mato Grosso, Brasil 


Carta de apoyo al movimiento Idle No More y a mis hermanos indígenas del Canadá
Con esa carta, yo, Cacique Raoni Metuktire, jefe del pueblo Mebengokre (Kayapo), nativo de Brasil, deseo traer mi apoyo al movimiento Idle No More, recién nacido en Canadá y iniciado por nuestros hermanos indígenas de ese país. 
En el verano de 2001, en ??agosto, tuve el gran honor y el placer de visitar algunos de ellos. Con otros representantes Kayapo, Takrakudja, Tedje Patni y mi hijo, que respondieron a la invitación de los innu de la costa norte de Quebec y nos dieron la bienvenida en las comunidades utenam Mani-de-Shipu Unaman de Pakut-Shipu y Ekuanitshit. Sostuve en nombre de mi pueblo, los esfuerzos innu para la preservación de los recursos naturales y Nitassinan. Tenemos que darnos cuenta de que a pesar de vivir lejos el uno del otro, nuestros dos pueblos hermanos encontraron con los mismos problemas que enfrentan las mismas preocupaciones, las mismas amenazas: presas hidroeléctricas, la prospección, la separación de los territorios indígenas construcción de caminos, tala de árboles. A esto se añadió la comercialización del agua y las aeronaves que vuelan a baja altura. Lo hemos experimentado en nuestra propia tierra y nuestro pueblo sufrió las consecuencias que esto ha resultado en el ecosistema, la flora, la fauna, nuestras familias y nuestras actividades tradicionales.
En Pakut-shipu, pude observar las instalaciones de la represa Robertson y los trastornos que causó en el territorio de los Innus. Yo mismo pide el apoyo del mundo entero, al nombre de mi pueblo y de otros pueblos del Xingu, para impedir la construcción de la represa de Belo Monte cual nos preocupa tanto. Mucha gente nos sostiene pero el gobierno de mi país no quiere escuchar como no quieren escucharme, yo y mi pueblo, y como el gobierno del Canadá no quiere escuchar la voz de mis hermanos indígenas. 
Me entere de lo que está pasando en este momento en Canadá y estoy muy preocupado. Me entere que, en diciembre 2012, el  gobierno del Primer Ministro Stephen Harper había adoptado el proyecto de ley C-45 sin previamente haber consultado a los líderes de las Primeras Naciones, ni haber obtenido su consentimiento libre y instruido, lo que constituye una violación de los tratados indígenas firmados por Canadá. Me entere que esta ley da el poder al ministro de los Asuntos Amerindios para entablar medidas a fin de quitar el estatuto de reserva a un territorio indígena del Canadá dejando la puerta abierta a la privatización de los territorios indígenas del Canadá. Otra vez más todo está arreglado para desposeer a nuestros hermanos de sus tierras. Me entere que esa ley permitiría reducir el número de lagos y ríos protegidos en Canadá. Me entere que esa ley iba a moderar las normas ambientales para que las empresas puedan aumentar sus provechos, sin tener en cuenta la polución y la contaminación de las poblaciones indígenas, quienes ya padecieron mucho de eso. Me entere que esa ley ponía en peligro el agua potable cuyo nuestros hermanos indígenas necesitan para vivir. Me entere que esa ley iba a afectar a los pescadores. La pesca es esencial para la sobrevivencia de mi pueblo y eso es una de las razones por las cuales somos opuestos a las grandes represas que lo afectan causando la desaparición de muchos especies cuyas necesitamos para sobrevivir. Pues entiendo bien la grande preocupación de los pescadores del Canadá. 
Tal cual que los nuestros, los derechos de las poblaciones indígenas del Canadá están protegidos por la Constitución de su país y las convenciones internacionales a respeto de los Derechos Humanos. Tal cual que los nuestros, los derechos de las poblaciones del Canadá están engañados por el gobierno de su país. 
El ministro de los Asuntos Amerindios, John Duncan, afirma haber encontrado 50 comunidades indígenas y realizado 5000 consultaciones pero él y su equipo, claramente, no obtuvieron el consentimiento de las Primeras Naciones sobre los siete proyectos de leyes a los cuales los militantes de Idle No More se oponen. Es para todas esas razones que aseguro de mi entera solidaridad a los activistas de Idle No More, quienes exigen del gobierno Harper que impide la aplicación de la ley C-45 hasta que tenga no se reunió y consultó con dirigentes aborígenes y obtener su consentimiento. 
Me entere que en el mundo entero la gente está cada día más numerosa para sostener el movimiento Idle No More, especialmente a través de los redes sociales. Invito todos los que me sostienen en mis acciones a sostener también Idle No More, como invito todos los que sostienen el movimiento Idle No More a sostener igualmente la lucha de mi pueblo Kayapo para la salvaguardia de los territorios indígenas y la oposición a la represa de Belo Monte. 
Es la misma lucha. Entonces, nunca olvidan que somos más fuertes cuando estamos unidos. Es porque mis hermanos indígenas del Canadá podrán siempre contar con mi apoyo. Estoy hoy y estaré mañana siempre con ellos en espíritu en las luchas y manifestaciones para salvaguardar sus derechos.
Con toda mi fraternidad.

Cacique Raoni Metuktire*

*El documento original de esta carta fue firmado también por Megaron Txucarramae, Yabuti Metuktire y Ararapam Trumai, grandes representantes del pueblo Kayapo.
Publicar un comentario