"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

23 jun. 2011

Sabino, Alexander y Olegario fueron juzgados por la justicia indígena Yukpa.


El juicio indígena Yukpa a Sabino Romero, Alexander Fernández y Olegario Romero se realizó en el Tukuko entre las 11 de la mañana del domingo 12 y las 5 de la mañana del lunes 13 de junio de 2011 bajo la sabia orientación de la Cacique Mayor Reina Ubirichi y su auxiliar el anciano Adolfo Maiquichi.

Los acusados y sus familiares, así como las víctimas con sus familiares estuvieron presentes, de igual manera la entrada era libre y podía hablar cualquier persona conocedora del caso, ya sea en calidad de testigo o familiar de unas de las partes. Asistieron siete Caciques, y como observadores los abogados de Sabino y Alexander, Leonel Galindo y Ricardo Colmenares, dos periodistas de Aporrea, militantes de las organizaciones de la Sociedad Homo et Natura y del Tejido Social por la Diversidad de Caracas.

Reina Ubirichi hace una magistral exposición introductoria explicando los objetivos del juicio relacionado con la vigencia y fortalecimiento de la cultura del pueblo Yukpa y de sus instituciones, y la necesidad de restablecer el equilibrio, la convivencia y la paz de las familias involucradas a través de un juicio Yukpa directo y verdadero.

Ya para las 5 de la tarde, luego de hablar los padres de Ever, Antonio Romero y Rubia Valbuena y uno de sus hijos mayores, algunos familiares testigos de Olegario y el propio Olegario, y familiares de Sabino, algunos caciques, dirigentes y Alexander Fernández, se determinó que Olegario asesinó a Ever e hirió a Sabino, a su pequeña hija Amarily y el sobrino también menor de edad Edixon, y Samuel, hijo de sabino, había asesinado a Nireya. Pero Ever antes de morir hirió a Juan de Dios Castro, criollo casado con una Yukpa familia de Federico Romero Yorda de la comunidad Mikibu y a Manuel Romero Yorda, que permanece ahora lisiado en una silla de rueda.

El juicio se complejiza y se extiende hasta la madrugada por alguna resistencia ejercida por parte de Olegario Romero y algunos de sus familiar, así como en establecer los cálculos de la indemnización que parte por el reconocimiento de mil millones de bolívares fuertes por la indemnización por muertos y 300 por el joven lisiado y 100 millones por los heridos.

A nuestro parecer debe ser de nuevo tratado los montos de la indemnización por ser impagables dada la estructura socio económica del pueblo Yukpa, ver carta de Lusbi Portillo a Reina Ubirichi, Lida Nerva y Leonardo Martínez.

En todo caso fue todo un éxito la aplicación de la justicia indígena y una prueba más de la necesidad de permitir en Venezuela la aplicación los derechos ancestrales de los pueblos indígenas reconocidos en la Constitución, en las leyes y convenios internacionales reconocidos por la República.

En 18 horas la jurisdicción Yukpa determinó la verdad e hizo justicia, lo que no pudo conseguir el Estado venezolano a través del impuesto juicio ordinario iniciado en el Circuito Judicial de La Villa del Rosario Zulia en octubre de 2009 que según Acta de Presentación los tres indígenas imputados hicieron presencia en dicho tribunal el día 22, pasando luego el juicio, al negarse la jurisdicción indígena, por la Corte de Apelación de Maracaibo y por el Tribunal Supremo de Justicia, por el Circuito Judicial Penal de Maracaibo y finalizando el 10 de mayo de 2011 en el Circuito Judicial Penal de Trujillo, en el estado Trujillo.

Comienzan las presiones hacia la Cacique Ubirichi por parte de operadores indígenas Yukpa empleados del Gobierno para que no asuma otras acciones relacionadas con el juicio indígena.
Por: Lusbi Portillo/ Sociedad Homo et Natura
Publicar un comentario