"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

10 may. 2011

Crónica de las movilizaciónes de La Otra en el DF y otras partes del país. Marcha Nacional por la Justicia y contra la Impunidad, 7 y 8 de mayo.

¡ALTO A LA GUERRA DE CALDERÓN!
¡NO MÁS SANGRE!
¡ESTAMOS HASTA LA MADRE DE…!

Siguiendo el llamado que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional nos hizo a la Otra Campaña en México y en el mundo, a l@s individ@s, grupos, colectivos, organizaciones, movimientos y pueblos originarios adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, de sumarnos a la Marcha Nacional por la Justicia y contra la Impunidad, que nació de las voces dignas y organizadas de familiares víctimas de la catástrofe nacional llamada “guerra contra el crimen organizado”, entre las que se encuentra la voz del poeta Javier Sicilia.

El día de hoy, sábado 7 de mayo diversas organizaciones, colectivos e individuos de la Otra Campaña en el Distrito Federal, el Estado de México, Puebla y Tlaxcala respondieron a ese llamado con un un acto político-cultural, que tuvo lugar en el Hemiciclo a Benito Juárez en la Ciudad de México .

A las 12 del día ya comenzaba a poblarse el Hemiciclo. Se ocuparon las columnas que forman el monumento con carteles y pancartas que concentran la indignación que camina desde distintos rincones de nuestro país: ¡ALTO A LA GUERRA DE CALDERÓN! ¡NO MÁS SANGRE! ¡ESTAMOS HASTA LA MADRE DE…LA DISCRIMINACIÓN, DEL MAL GOBIERNO, LA EXPLOTACIÓN, LA IMPUNIDAD! Estamos, grita otra pancarta a Calderón: ¡HASTA LA MADRE DE TU PINCHE GUERRA!

Se instalaron las bocinas, los micrófonos, y comenzaron las palabras a tender los lazos que nos unen con la gran marcha que partió el pasado 5 de mayo de la ciudad de Cuernavaca y que se dirige al Zócalo de la Ciudad de México. “Nos convoca el dolor, la indignación, la rabia de l@s otr@s que son como nosotr@s que han visto morir a sus seres queridos. Nos convocan las más de 40 mil víctimas de esta guerra irracional del mal gobierno que encabeza Felipe Calderón contra el pueblo mexicano” se señala en un texto leído durante el evento. Pero también, continúa el documento: “nos convoca la fuerza de los familiares de las víctimas, quienes han demostrado que la forma de vencer el miedo es organizarnos, nombrar a nuestros muertos y exigir justicia. Nos convoca su rabia y su solidaridad para impedir que más sangre inocente se derrame en suelo mexicano”. Retomando el exhorto a nombrar a las víctimas de la guerra, a nuestra gente, a nuestra comunidad, se nombró a las niñas y niños muertos en la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, a nuestros desparecidos de la Otra Campaña, a los asesinados en Villas de Salvácar en Ciudad Juárez, Chihuahua.
Los compañeros de Ostula, Michoacán, leyeron un comunicado de la Comisión por la Defensa de los Bienes Comunales de la Comunidad Indígena de Santa María Ostula en el que denunciaron, lo sucedido el pasado 17 de agosto del 2010, y cómo la supuesta “guerra contra el narcotráfico” es una verdadera guerra contra la rebeldía y la organización. Compañeros del CNI leyeron un comunicado donde se expone la situación que se está viviendo en la Comunidad Purhépecha de Cherán, asediada por talamontes paramilitarizados.
Escuchamos un audio grabado el viernes 6 de mayo en San Miguel Topilejo, -un punto de descanso de la Marcha Nacional por la Justicia y contra la Impunidad-, en donde Javier Sicilia saludó la movilización del sábado 7 de mayo por parte de bases las de apoyo del EZLN a San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y también la respuesta de parte de la Otra Campaña en otras partes del país.

Y como nos han enseñado los zapatistas, la rebeldía, el dolor, la indignación, la rabia, también se hicieron música, canto, baile, vida. El Hemiciclo se engalanó con jarana, trova, bossa nova, poesía, textos literarios y danza árabe.

Uno de los objetivos del mitin fue organizar una serie de brigadas para repartir volantes difundiendo la Marcha Nacional, invitando a la gente a movilizarse, a solidarizarse, a romper con la pretensión de que aceptemos el horror cotidiano de la guerra como si fuera natural. Se brigadeo por toda la Alameda Central, el Palacio de Bellas Artes, por la avenida Juárez e Hidalgo llamando a concentrarnos el 8 de mayo, a las 12 del día en el Monumento a la Revolución para sumarnos en silencio a la Marcha que reinicia su caminar desde Ciudad Universitaria rumbo al Zócalo.

Aproximadamente a las 4 de la tarde concluyó este pequeño esfuerzo por acompañar el gran esfuerzo de quienes dignos caminan a la Ciudad de México. Con el corazón del lado de las víctimas, de las decenas de miles de personas que han muerto en esta guerra insensata, seres humanos inocentes, nuestra gente, nuestro pueblo, hoy, desde el Hemiciclo a Juárez nos unimos con la Marcha Nacional para exigir juntos:

¡¡ ALTO A LA GUERRA. NO MÁS SANGRE. ESTAMOS HASTA LA MADRE!!
¡¡YA BASTA!!

Publicar un comentario