"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

27 oct. 2009

No todo está dicho aún sobre Perijá y su lucha indígena digna!!! Sabino preso, por ahora!!!


No me pidas falsas
colaboraciones, juegos
del equívoco y la confusión:
pídeme que mi ser
lo lleve hasta su sol sangrando.

No me pidas firmas,
fotos, créditos para un abominable
desarrollo de la doblez: pídeme
que estemos como hermanos
abriéndonos el corazón hasta la muerte.

No halagues mi vanidad, busca mi fuerza,
que es la tuya. No me quieras, con tu delicadeza
que me traicione. No simules
que vas a creer en mi simulación.

No hagamos otro mundo de mentiras

Vamos a hacer un mundo de verdad, con la verdad
partida como un pan terrible para todos.

Es lo que yo siento que cada día me exige,
implacablemente, la Revolución.

Cintio Vitier
Escritor cubano.



Y listo!!! Se dijo todo, la normalidad retorna a su cauce como el río que luego del invierno asume su destino aguas abajo, en paz.

Nada más lejos de la realidad, nada más falso que esta argumentación en torno a lo suscitado, a lo gravemente acaecido en la cuenca del Río Yaza en Perijá.

Sigue invicta la Comisión Regional de Demarcación, la misma que mantiene a su exquisito funcionario -Mauro Carrero Gil - de Bandera Roja entre sus filas con la firme creencia en su praxis antropológica.

Sigue invicto el Vice - ministro de Planificación y Ordenamiento Territorial y también Presidente del instituto Geográfico de Venezuela Simón Bolívar, Sergio Rodríguez, en su tozudez y en su peligrosa manera de concebir la demarcación de tierras. Sigue negando artículos de la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas y engaña descaradamente desde su confortable pose de tecnócrata envalentonado. Tenemos grabaciones audiovisuales y hemerográficas que lo confirman (verbigracia viernes 23 de octubre de 2009 /Sección Política 3 del diario Panorama).

Sabino sigue con plomo en la piel y ahora preso en el Fuerte Macoa de Machiques, mientras porfiamos a la vida a que nos sea leve y nos permita apelar como debido es este entramado de confusiones y cobardías ministeriales que no dejan de asombrarnos por su torpeza maldita.

Deben entenderse que la frase hueca, el significante vacío hace mucho daño si no se acompaña de verbo y fuego cotidiano. Muchos atizan la revolución digna pero poco sudor le destinan. Muchos dicen y poquitos hacen y esto ha sido siempre pero debemos entender que cada vez más los conflictos también demandan más dignidad y más coherencia entre lo que decimos y gritamos y lo que terminamos haciendo.

Duele esta sordera, alebresta y levanta al animal silvestre esta iracunda y maleva desproporción de todo un sistema caduco (que creímos derrotado) contra un indígena que reclama tierra ancestral, que se apoya en la Constitución, misma que lleva a Bolívar en su alma, pero que el funcionariato responsable de adelantar las líneas revolucionarias más nobles no rinde cuentas y tira por la borda al poder popular que le nutre.

La normalidad será construida por indígenas libres en sus tierras otrora saqueadas por ganaderos que en sus cacerías “limpiaban a punta de plomo” esas zonas que les eran apetecibles para poblarlas de ganado y paja.

Ahora nada es apacible, la presencia de estos terceros: finqueros, ganaderos y concesiones mineras de la paquidérmica y carbonera CORPOZULIA que amenazan la integridad cultural y territorial del pueblo yukpa y si a esto sumamos el racismo telúrico con el que el ejército y la guardia nacional conciben al indígena en el sector del sur del lago, luego de tantos años de lavado cerebral por parte de militares superiores corruptos y de estar al servicio de ganaderos, pareciera no ser promisorio el futuro en este flanco occidental de la patria.

Acá, ante este hecho que lamentamos, coinciden en la satanización del cacique Sabino Romero Izarra tanto el ala ganadera como la militar y la ministerial del alto gobierno. Sabino les desnuda, Sabino, desnudo materialmente, les recuerda su fragilidad como actores grises enlazados y entrampados en el poder fáctico, en la orden vertical. Sabino, Yukpa digno y decente jamás será manchado por estas deleznables acusaciones (indemostrables por demás hasta la fecha) de abigeato y de violador.

Sabino está cada vez más fortalecido por que mientras más le condenen más se crece en su envergadura de yukpa fiel a la demanda ancestral de contar de nuevo con las tierras planas que los ganaderos y demás actores blancos de la zona les arrebataron a sangre y fuego.

Arde en el alma y duele en el corazón que sea en pleno proceso de construcción de la nueva patria, en el pleno gerundio de la emancipación y la organicidad indígena junto a aliados de décadas relacionados a la ecología y defensa de los derechos humanos, cuando se condene la exigencia de tierras para los yukpas saneadas de mineros y ganaderos.

Huyen hacia delante los que, desde declaraciones capitalinas (con apoyo irrestricto del sistema de medios públicos incluso) asumen la Sierra como una gran zona de interés general para la nación y la cuadriculan, la explican, la integran a proyectos de explotación minera de caliza, carbón y demás minerales estratégicos sin ni siquiera consultar la vocería indígena yukpa ni respetando sus usos y costumbres como lo grita la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

No todo está dicho. De avanzar la propuesta militarista en la zona, de saturar estas tierras con actores armados so pretexto de salvaguardar la zona de la agresión imperialista proveniente de las bases militares gringas en Colombia así como para evitar la entrada de aliados de la causa ecológica y de derechos humanos (¿?) estaríamos en presencia de una mala praxis, una errada política pública que, en vez de solventar desde el diálogo y los argumentos legales la situación compleja y torcida que en la zona se presenta, se envía tropas y armas para acallar y aplanar la divergencia (caciques y ecologistas críticos con la propuesta IIRSA, misma que abraza el gobierno revolucionario) y así erigir un bizarro modo de demarcar territorios indígenas sin molestar a los ganaderos envalentonados, mismos que siempre han chantajeado al gobierno preocupado y ocupado en la tarea de la seguridad agroalimentaria, con el derrame de miles de litros de leche a los ríos del Sur del Lago.

Alerta que no todo se ha dicho!!!

Debe privar la conciencia crítica, amorosa, ferviente aliada a la verdad y nada complaciente con las torceduras que ponen en peligro el avance efectivo y pleno de la revolución por la que trabajamos sin descanso.

REVOLUCIÓN

Entre tú yo
hay un montón de contradiciones
que se juntan
para hacer de mí el sobresaltado,
que se humedece la frente
y te edifica.

Miguel Barnet.
escritor cubano.


Lcdo. Nicanor Alejandro Cifuentes Gil
C.I. V.- 14.208.465
Docente universitario UBV-Zulia
fuente: clorofilazul
Publicar un comentario