"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

14 oct. 2009

Negligencia alevosa Condena a Muerte a los heridos en CHAKTAPA

10:00 a 11: oo pm

[martes 13 /10/2009]

Enterados de la información de que el cacique Sabino Romero Izarra se encontraba herido, en un despliegue de avisos por parte de los activistas y acompañantes de la lucha por los territorios indígenas, hicimos aviso a las instituciones y entes competentes, comunicándonos con el fiscal del caso, Víctor Valbuena, el cual nos suministra la información de que no puede asistir a la zona hasta mediados de la mañana porque son las órdenes que ha recibido desde Caracas, y que el encargado de la situación en este momento es el encargado en la zona de Machiques, Marcos Perrota.

Paralelamente, nos comunicamos con Antonio Urribarrí, Gabriela Vílchez y Lorena Acuña, titulados en el Zulia bajo la figura de defensores del pueblo, los cuales nos informan que una comisión acompañada por el fiscal Perrota se encontraba ya en la zona del conflicto. Muchos rumores sobre el estado de salud de Sabino fueron suministrados por estas personas, en especial las que se econtraban trasladándose a la zona del Tokuko para recibir asistencia.

La defensoría pública textualmente explicó que ellos no podían asistir al lugar de los hechos por órdenes de Caracas, que se trasladarían en tal caso, en horas de la mañana, y que la versión que manejaban era la del cacique Olegario Romero.

La situación empieza cuando la familia de Sabino junto con él se acercan a Guamopamocha para reclamarle a Olegario que dejara el robo de ganado a las otras haciendas y de culparlo a él. En ese momento Olegario responde con un disparo y en defensa Sabinito, el hijo de Sabino, también responde, comenzando el conflicto. La familia de Sabino está cansada de ser criminalizada por los robos de ganado por parte de las otras comunidades usando esta estrategia para disminuir su lucha por la tierra.

La comunidad de Chaktapa al comunicarse con nosotros explica que se encuentran heridos: Marilí Romero Martínez, nieta de Sabino, recibió un disparo en la espalda. Edicso, hijo de Alejandro, hermano de Sabino, recibió un disparo no se sabe en dónde, y Sabino de tres a cuatro balas en el cuerpo. Esta información parece no tener importancia cuando se le fue suministrada nuevamente a la defensoría y a fiscalía tanto local en Machiques como regional del estado. Al hacer contacto con el fiscal a cargo, Marcos Perrota, declara textualmente que tiene órdenes de no moverse del centro hospitalario donde se encuentra recibiendo heridos yukpas. La información que tenemos es que el cacique Olegario Romero se le fue dado 5.000 Bs.F para matar a Sabino supuestamente pagados por un hacendado.

Reiteradas veces se trata de comunicar a estas personas de instituciones y organismos oficiales, los cuales poseen los teléfonos apagados. Todos aseguran que por órdenes de Caracas desde mañana comenzará la movilización, jugando al desangre y a la muerte de la gente de Chaktapa.

Se desmiente el hecho de que Sabino se esté trasladando hacia el Tokuko, está en Chaktapa donde manifiesta que no se movilizará con guardias o ejército que en el camino pueden matarlo, ni recibir asistencia en el hospital de Machiques por temores que aparecen por reiteradas violaciones a sus derechos humanos. Sabino se encuentra gravemente herido y desangrándose. Las comisiones nunca llegaron a la comunidad de Chaktapa.

Se encuentra un hijo de Sabino, Leonel Romero, desaparecido. Al parecer quedó en Guamopamocha y temen por su vida.

Se les hace responsable a Antonio Urribarrí, defensor del pueblo, Marcos Perrota, fiscal de la zona Machiques de Perijá, a Víctor Valbuena fiscal encargado desde maracaibo, y todos sus jefes que desde Caracas desmienten la versión de Chaktapa al no asistir a la zona en el momento del conflicto.

Convocamos a todos los medios que por humanidad sean movidos a asistir con urgencia a las comunidades de Chaktapa.

El gobierno al hacer entrega de titulos en forma fragmentada garantizaba esta situacion donde todos los factores en conflictos tomarian las leyes por sus manos.

¿Es eso lo que querían?

Seguimos en la lucha, se nos niega la movilización. ¿A que juega el Estado?.

elpueblosoberano
Publicar un comentario