"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

30 sep. 2009

Movilización por la dignidad, la vida y la plurinacionalidad

El movimiento Indígena del Ecuador nos ratificamos en el llamado al pueblo ecuatoriano a la Movilización pacífica como expresión del legítimo derecho a la resistencia consagrado en la Constitución.


Los derechos de todos los ecuatorianos se encuentran amenazados por un gobierno que ha ido alejándose de la voluntad de transformación expresada por la mayoría de la población; al aferrarse a un modelo político y económico que atenta contra las generaciones futuras, al vulnerar los derechos de las personas y la naturaleza.


La CONAIE ante las declaraciones del Presidente de la República del Ecuador, hace público el siguiente posicionamiento:


1.- La movilización que empieza el día de hoy 27 de septiembre del 2009, es la medida a través de la cual las Nacionalidades y Pueblos Indígenas del Ecuador, ejercemos el Derecho a la Resistencia garantizado en la Constitución Política del Ecuador y en instrumentos internacionales de derechos humanos. Hemos agotado todas las posibilidades de diálogo real. La CONAIE ha hecho propuestas formales sobre los temas fundamentales para el país, tanto frente a la Asamblea Constituyente, como en el Congresillo y la nueva Asamblea Nacional.


2.- La CONAIE es la instancia legitima de representación de todas las nacionalidades y pueblos indígenas del Ecuador. Nuestras decisiones, resoluciones y medidas políticas son resultado de intensos procesos de análisis, debates y consultas. La presente movilización es la consecuencia de un amplio proceso de participación y organización de nuestras bases en diferentes asambleas.


3.- Las demandas de la CONAIE son de interés nacional y responden a las preocupaciones de amplios sectores de estudiantes, trabajadores, jubilados, comunidades afroecuatorianas, montubios, campesinos, pueblos del manglar, mujeres y jóvenes, tanto en sectores rurales como urbanos. En conjunto, exigimos las medidas de rectificación que garanticen nuestros derechos fundamentales, la democracia, el estado de derecho y la plurinacionalidad.


4.- La decisión de la movilización es responsabilidad colectiva, autónoma y fundada en derechos. Rechazamos firmemente toda acusación de desestabilización de la democracia. La única amenaza al orden constitucional, proviene de las actitudes autoritarias de parte del ciudadano Rafael Correa. Objetamos la pretensión de relacionar la movilización con sectores de la derecha y del poder económico y político que han sumido al país en la grave situación en que nos encontramos, y a cuyos intereses parece responder el gobierno de la revolución ciudadana.


5.- Las voces indígenas por las que el gobierno pretende sin éxito, presentar a un movimiento indígena dividido, pertenecen a individuos aislados, varios de ellos funcionarios públicos y portavoces del régimen. Los derechos indígenas han sido históricamente exigidos desde la CONAIE y jamás desde posiciones aisladas. El gobierno nacional ha agredido constantemente al movimiento indígena, tratando de descalificar nuestra lucha a través de argumentos que revelan una visión colonial e inclusive racista.


6.- Rechazamos firmemente el uso de recursos públicos para atentar y desnaturalizar una legítima movilización por la dignidad y derechos de los ecuatorianos y ecuatorianas, que la CONAIE convoca y a la que adhieren en libertad amplios sectores que reivindican el respeto al espíritu del SUMAK KAUSAY o Buen Vivir, que es el eje que articula la Constitución Política hoy desconocida por el régimen.


7.- Denunciamos la militarización y el ejercicio de la violencia del Estado en nuestros territorios y amplios sectores del país, así como también las disposiciones de represión en todo nivel. En ejercicio de nuestros derechos, la CONAIE, denuncia estos hechos y alerta a la ONU, OEA, UNASUR sobre la responsabilidad del gobierno cuya obligación es garantizar los derechos humanos fundamentales de la población.



8.- Hacemos un formal llamado a los mecanismos de Derechos Humanos tanto de la ONU como de la OEA para que intervengan inmediatamente frente al racismo y estigmatización, promovidos desde el discurso del Presidente Correa, que vulneran la dignidad de dirigentes, líderes sociales, y organizaciones indígenas. Hacemos pública a nivel internacional la denuncia sobre las intenciones y acciones del régimen, tendientes a empujar irresponsablemente a otros sectores sociales contra las Nacionalidades y Pueblos indígenas.


No permitiremos bajo ningún concepto que queden en la impunidad hechos de violencia, racistas, y de discriminación, por discriminatorios, antidemocráticos y contrarios a la dignidad de los pueblos.


Consejo de Gobierno de la CONAIE.
Publicar un comentario