"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

11 mar. 2009

Acuerdos y Resoluciones Encuentro por la demarcación de tierras

Acuerdos y Resoluciones

Nosotros, Comunidades Indígenas Barí y Yukpa de la Sierra de Perijá; Productores miembros de la Asociación de Ganaderos de Machiques GADEMA y las organizaciones ecologistas y ambientalistas, luego de escuchadas las distintas ponencias de cada uno de los sectores involucrados en el proceso de demarcación de las tierras y hábitats indígenas de los pueblos Yukpa y Barí del estado Zulia, hemos arribado a los siguientes acuerdos:

1.- Todos los sectores sociales y pueblos aquí presentes consideramos que la Sierra de Perijá y su piedemonte, así como las tierras planas hacia las riberas del Lago de Maracaibo no sólo es el lugar donde nuestras vidas se construyen de manera directa, sino que son el centro de origen y sustentación de la vida de toda la cuenca del lago de Maracaibo, pues, es ella el punto de nacimiento de más de la mitad de los ríos que alimentan de agua dulce el estuario Lago de Maracaibo y constituyen el reservorio de agua consumida por las principales ciudades de nuestro Estado Zulia. Asimismo, como parte del sistema andino, ella representa uno de los centros reservorios de biodiversidad más importantes de toda la República Bolivariana de Venezuela.

2.- En tal sentido, la defensa de la Sierra de Perijá, su piedemonte, y tierras planas aledañas como sustento de la vida actual y futura de todas las generaciones de zulianos en particular y, venezolanos en general, es un punto que está fuera de discusión. Dicho de otra manera, es acuerdo y decisión concertada de todos los presentes en este encuentro su defensa y protección presente y futura.

3.- En este orden, acordamos rechazar todo proyecto desarrollista basado en la explotación y/o extracción de minerales que impliquen deforestación, desvío de cursos de agua, desplazamiento de poblaciones, y cualquier otra operación que atente contra la Sierra de Perijá en tanto ecosistema único, sustento de agua y vida de todos los Zulianos. Por tanto, es nuestra palabra acordada exigir del gobierno nacional la absoluta derogación y eliminación de todas aquellas concesiones mineras otorgadas o por otorgar para proyectos de explotación de minas de cualquier naturaleza pues atentan contra la ecología y contra su vida natural y socio-cultural de la Sierra de Perijá y su gente.

4.- Es palabra acordada exigir la puesta en marcha de un Gran Plan de Trabajo hacia La Vida Buena de Todos en la región de la Sierra de Perijá lo que implica, necesariamente, la implantación de proyectos agroecológicos, agrícolas, pecuarios y de biodiversidad capaces de impulsar formas de producción que garanticen alcanzar a todos una vida buena, esto es: una vida digna de ser vivida por todos como seres humanos.

5.- Lo anterior supone, igualmente, la necesidad de delimitar de manera definitiva y en justicia, los espacios territoriales indígenas y no indígenas tanto en la Sierra de Perijá como en la parte baja. Por tanto, es decisión de los productores agropecuarios reunidos en la Asociación de Ganaderos de Machiques GADEMA, reconocer el derecho de las comunidades indígenas barí y yukpa como ocupantes originales y como pueblos preexistentes al Estado venezolano, a poseer, ejercer y desarrollar sus formas de organización, autogobierno y autodeterminación en sus espacios territoriales que, siguiendo los lineamientos de la Ley de Demarcación de Tierras y Hábitats indígenas ellos han auto demarcado y dentro de los cuales, por decisión propia o con total apoyo del Estado, se estableció un importante número de productores no indígenas hoy miembros de su organización.

6.- Por su parte, las comunidades indígenas yukpa y barí reconocen el derecho que asiste a estos productores a recibir de ese mismo Estado venezolano que les apoyó para ocupar espacios indígenas, una justa y legal indemnización por todas las bienhechurías que durante todo el tiempo de su ocupación de esos territorios indígenas, éstos hayan desarrollado en tales espacios.

7.- En este sentido, ambas partes entienden la convivencia como aquellas relaciones interculturales basadas en el mutuo respeto territorial, esto es: en la justa delimitación de los espacios indígenas y los espacios ocupados por pobladores no indígenas igualmente venezolanos. Por ello, una vez reconocida la auto demarcación realizada por cada una de las comunidades indígenas como la única y legítima para la demarcación territorial, ambas partes se comprometen a delinear la poligonal respectiva como limitación territorial que establece el espacio que servirá de sustento a las nuevas relaciones basadas en la convivencia intercultural.

8.- Esta delimitación supone igualmente, el reconocimiento y necesidad del reordenamiento político-territorial de los municipios implicados. Ello en función de hacer posible el autogobierno y autodeterminación indígena, de tal manera que a partir de ese momento sea borrada cualquier acción paternalista, populista, mesiánica y minimizadora de las fuerzas y poderes creadores indígenas y, por el contrario, haga posible la verdadera interculturalidad o diálogo de culturas pertenecientes al mismo gentilicio venezolano.

9.- Las comunidades yukpas reconocen y están dispuestas a abandonar cualquier solicitud de la Hacienda San Pedro hoy en manos de la Universidad del Zulia, en función de que esta institución pueda continuar realizando su labor académica con sus estudiantes y, están dispuestos a firmar un convenio en el que se garantice esta posición de la Universidad pero también, la necesidad de que la Universidad se aboque al desarrollo de planes de formación agrícola, pecuaria, de salud, educación intercultural y bilingüe destinados a las poblaciones indígenas yukpa y barí en esos mismos predios.


Por todo lo antes expuesto, resolvemos:

Todos los presentes: Comunidades indígenas barí representados en ASOCBARIVEN y BOGSIBAKAE y Comunidades yukpa de Río Yaza, Río Apón, Río Tukuko, Río Negro; ganaderos organizados en GADEMA; organizaciones sociales, ecologistas y de medios comunitarios.

1.- Exigir al Gobierno Nacional:

a.- Reconocer la Auto demarcación Indígena como base y fundamento para la total delimitación de los espacios indígenas en el estado Zulia.

b.- Establecer un Cronograma de Pagos de las bienhechurías a todos aquellos hacendados, parceleros, campesinos, desplazados y cualquiera otro ocupante de espacios indígenas ya autodelimitados, comenzando de manera urgente por todas aquellas fincas actualmente ocupadas por poblaciones y comunidades indígenas yukpa, así como de aquellas solicitadas por los barí en la que los ganaderos presentes ya han adelantado acuerdos bilaterales con estas comunidades.

c.- Derogar o eliminar de manera oficial y pública (Decreto con rango de Ley publicado en Gaceta) de todas las concesiones mineras y de cualquier proyecto desarrollista basado en la explotación y/o extracción de minerales.

d.- Reconocer el derecho a la auto-demarcación, autogobierno y autodeterminación de los pueblos indígenas y, en consecuencia, proceder a la disolución de la Comisión Nacional y Regional de Demarcación de Hábitat y Tierras indígenas para avanzar en la convocatoria de un nuevo proceso intercultural de delimitación territorial que permita, de manera definitiva, la conformación de verdaderos espacios de convivencia intercultural entre todos los pueblos y culturas que hacen vida en la Sierra de Perijá y en el país.

e.- Conformar un Equipo de Trabajo constituido por: representación indígena designada por las propias comunidades; Universidad del Zulia en la persona de aquellos profesionales que por más de dos décadas han estado vinculados a las comunidades yukpa y barí de la Sierra de Perijá, así como de aquellos que coordinan proyectos académicos dentro de los espacios indígenas en función de que la Universidad adecue sus programas académicos a la atención de las comunidades indígenas en proyectos hacia la “Vida Buena”. Finalmente, representación de sectores ganaderos y del propio gobierno nacional para la elaboración e implantación de proyectos económicos, educativos, de salud pública, culturales y todo cuanto favorezca y apoye el proceso de autogobierno y autodeterminación indígena así como de las relaciones interculturales en la Sierra de Perijá.

2.- Publicar estos acuerdos en un diario de circulación nacional.

3.- Convocar a la Gran Marcha:

* Por el reconocimiento de la autodemarcación como principio del reconocimiento de los territorios indígenas

* Por el pago por parte del gobierno nacional de las bienhechurías de las haciendas y parcelas ubicadas dentro de las tierras indígenas auto demarcadas.

* Por la derogación y eliminación de todas las concesiones mineras en la Sierra de Perijá.

Son estos aspectos esenciales para que la república pueda avanzar hacia un Estado Plurinacional e Intercultural en función de una Vida Buena para Todos.

La misma habrá de realizarse en el mes de mayo, desde la ciudad de Maracaibo y haciendo escalas en las principales ciudades de todo el eje centro-occidental del país hacia el Palacio de Miraflores, para exigir al Gobierno Nacional el cumplimiento de este que consideramos un mandato de los pueblos y sectores sociales hoy aquí reunidos.

Publicar un comentario