"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

25 nov. 2007

LA “TEOLOGÍA DE LA OPRESIÓN” UNA VES MAS, AGREDE A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

Declaración publica de C.I.O.C.P.: Acerca de la Beatificación de Ceferino Namuncura.
Por el accionar de la iglesia de Ratzinger, todo indica que nada ha cambiado, desde la llegada de los conquistadores y el genocidio al que fueron sometidos los Pueblos Originarios, tanto los que se resistieron, como los que no.
Al espectacular festejo, de la caída del Muro de Berlín, y la disolución de la URSS, la burguesía internacional intento demostrar y adiestrar a sus esclavos modernos, que solo nos quedaba aceptar por 100 años mas, las bondades del libre mercado, pero no terminaban de alzar las copas del triunfo capitalista, cuando, millones de originarios en todo el Abya Yala, (América), irrumpían organizados y movilizados en las principales ciudades de todo el continente, al cumplirse los 5 siglos de resistencia.
Desde 1992, a la fecha, el levantamiento indígena, a venido cobrando una presencia inimaginada por los políticos del sistema. Procesos como los que se viven en Bolivia o Ecuador, inquietan sobre manera, al proyecto de recolonización llamado “Neoliberalismo”, que, de nuevo, no tiene nada.
El Pueblo Mapuche, no escapa a este gran proceso de reconstrucción y movilización permanente de los Pueblos Originarios, pos “V Centenario”, en pro de exigir sus derechos, y de recuperar sus tierras usurpadas.
He aquí, que entendiendo a la cultura religiosa occidental, como un andamiaje más de la dominación de las colonias, ayer de carácter feudal hoy capitalista, su actuar como maquinaria de opresión, se ejerce en todos los terrenos y su voracidad económica, también se refleja en el campo de la opresión cultural. Pues no podríamos entender, la demonización del Islam, sin encuadrarlo en la avanzada internacional del imperialismo, sobre las reservas del petróleo.
El caso Chileno, de los últimos gobiernos democráticos y “socialistas” han dado un buen ejemplo del servilismo colonial de sus clases dominares nativas y sus politicastros leales, ya que, imitando el modelo que impone el imperialismo Norteamericano, en pro del comercio y la democracia, se combate la lucha de resistencia del Pueblo Mapuche, aplicándoles la “Ley antiterrorista”, llegando al ridículo de querer declarar a las comunidades en conflicto, de “Asociación ilícita terrorista”, legislación que les a permitido encarcelar y condenar a los sectores dirigentes de las organizaciones en lucha.
Claro esta que este proceso no se puede dar, sino, dentro de un proceso global de avance sobre los recursos naturales “in-explotados”, entendiendo por “recursos” in-explotados, hasta los mismos Pueblos Originarios y su patrimonios culturales, ejemplo de esto: Microsoft; patenta un servidor, en Mapudzungun (lengua Mapuche), Industrias Químicas, patentan las hierbas medicinales de uso Mapuche, Chef internacionales, industrializan la comida Mapuche y la enseñan en sus institutos, el banco de genes en EEUU, almacena muestras y patenta sus estudios, robando muestras de sangre de Pueblos Originarios, entre los que se incluye al Pueblo Mapuche, del robo de tierras y aplicación de la Ley “Antiterrorista” no son, sino, una lógica actual de un capitalismo senil y descompuesto.
Por eso, no nos asombra, que la Iglesia Católica, avasallando los intereses de toda la nación Mapuche en pie de lucha, se inscriba en esta larga lista de atropellos. Con esto queremos decir que no tenemos la más mínima expectativa que una iglesia históricamente opresora de las nacionalidades originarias, exponga los verdaderos intereses que movilizan la acelerada beatificación de Ceferino.
Ceferino victima por segunda ves en Roma
Al termino de la “Conquista del desierto”, guerra de exterminio y usurpación de las tierras ancestrales del Pueblo Nación Mapuche, Manuel Namuncura, encargado de firmar la Paz (rendición), con el ejercito argentino (1884), se le “concedió” el grado de Coronel, el derecho de poder usar ocho hectáreas de tierra y la santa posibilidad de elevar a uno de sus hijos al mundo eclesial de la iglesia Católica, el mediador de los vencedores, encargado de cobrarse el botín de guerra que significaba enviar a un hijo del cacique a las fauces de la iglesia, era el Salesiano Domingo Milanesio, quien en 1886 bautizó a Ceferino. Difícil situación les toco vivir a los Mapuche que se quedaron a subsistir en sus territorios, al termino de esta desigual guerra de opresión, y no menores han sido las presiones existentes, para los Namuncura, que aceptando las condiciones de rendición, debieron cumplir con su palabra y enviar a su hijo Ceferino, como parte de pago, al adoctrinamiento forzado y no voluntario, como pretenden mostrarnos los propagandistas del sistema, que festejaban el domingo 11 de Noviembre, una de las tantas aberrantes pagina del sometimiento cultural, que pareciera nunca terminar. Ya Ratzinger, en su visita al Brasil, nos trato a los Pueblos Originarios, de falsear y mentir la historia, pues: “El anuncio de Jesús y de su Evangelio no supuso, en ningún momento, una alienación de las culturas precolombinas, ni fue una imposición de una cultura extraña", y doblo su agresivo discurso afirmando: “La utopía de volver a dar vida a las religiones precolombinas, separándolas de Cristo y de la Iglesia universal, no sería un progreso, sino un retroceso", justamente para no sufrir un retroceso, los salesianos, se encargaron de sacar a Ceferino de su comunidad, pues les hubiera sido muy difícil convertir al catolicismos a un integrante de una comunidad Mapuche, si este mantiene su cotidianeidad y practicando su ritualidad identitaria como por siglos lo ha hecho el pueblo Mapuche, quizás uno de los pocos pueblos originarios, que, flanqueados militar y culturalmente, a sabido hacer subsistir su cosmovisión a pesar de las adversidades y la persecución permanente, incluso en la actualidad debiendo sortear la silenciosa invasión de las sectas protestantes y de otras índoles, que financiadas desde EEUU, se han propagado en forma masiva en todo el continente, durante las ultimas décadas, sobretodo en el Gulumapu (Chile), donde el Pinochetismo, se encargo de avalar y apoyar económicamente la propagación de las sectas, para combatir a los curas de base, ligados a la “Teología de la liberación”, lógicamente, ante el avance de la lucha Mapuche, es mas que importante en la actualidad el papel que pueden jugar estas sectas en la domesticación de este movimiento.
Infectado con las plagas del occidental, el joven Ceferino, no alcanzo a vivir su niñez, pues es arrebatado de su comunidad a la edad de 11 años – llevado a Buenos Aires - y enfermo de Tuberculosis es llevado a Roma, supuestamente para tratarle la enfermedad, Ceferino muere separado de su familia y su pueblo en el año 1905 en el viejo continente, a la edad de 18 años. Por este motivo, mas que un santo es una victima mas de esta larga conquista y exterminio de los Pueblos Originarios. La Iglesia lo entierra en Roma en el 1905, y en el 2007, nuevamente Roma lo vuelve a enterrar.
Ubicados en este punto de la historia, con los Pueblos Originarios en procesos muy agudos de lucha y reconstrucción, no nos extraña que la imagen de Ceferino, quiera ser usada en esta santa cruzada de recolonización imperialista, como caballito de batalla para la nueva evangelización al estilo “Benedictino XVI”.
En la época de Von Wernich y Ratzinger
Sintomático es la Beatificación acelerada de Ceferino, pues en la Argentina, se avanza con los juicio a los represores del ultimo genocidio, y la iglesia católica, a diferencia de otras latitudes del continente, jugo un papel muy “destacado” en la lucha contra el “fantasma marxista”.
Las masas populares, pusieron en crisis todo el sistema político en Argentina, con el levantamiento popular del 2001, que coloco en primer plano a la nefasta Corte Suprema, corte inamovible desde la ultima dictadura militar (1976-83) e incluso con personajes que venían de antes de la dictadura, el remezón obligo a la partidocracia tradicional, a tener que maquillar el aparato legal de represión, y remover cargos, y obligatoriamente, ajusticiar nuevamente a los culpables de torturas, asesinatos, desapariciones, robo de niños etc., y en momentos en que una de las ovejas de Roma era encarcelado por crímenes de lesa humanidad, el capellán santificador de armas y de torturadores, el padre Von Wernich, es condenado por crímenes de “Lesa humanidad”. Un verdadero revés, para una iglesia católica que viene de Canonizar a un personaje de iguales características de Von Wernich, pero en España, como lo fue JOSÉ MARÍA ESCRIVÁ DE BALAGUER, padre del Opus dei. Lamentablemente no se le pudo enjuiciar como ha Von Wernich, por que de haberse podido, en la pos dictadura de Franco en España, difícil se le hubiera hecho a Wojtyla, encontrar un personaje mas indicado para “Santificar el modelo” de la “Muerte del comunismo”.
Mauricio Nilian representante Mapuche de
Coordinadora de Identidades Originarias y del Campo Popular
(Mendoza / Argentina)
Publicar un comentario