"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

14 sep. 2007

“La posición del gobierno sobre el carbón es una moneda de dos caras”


Entrevista a Lusbi Portillo, activista ambiental, coordinador de Homoetnatura, profesor universitario y amigo de los indígenas

Lusbi Portillo es docente de La Universidad del Zulia, egresado de la Escuela de Filosofía, con maestría en antropología. Desde hace unos años es coordinador de la ONG "Sociedad Homo et Natura" y miembro de la Federación Ecologista del Zulia. Portillo posee desde siempre un afecto especial por la Sierra de Perijá, desarrollando una relación estrecha con las comunidades indígenas Wayuu, Bari y Yukpa de la zona. Por esta razón, cuando se anunció la activación de los planes de expansión de la explotación carbonífera en la zona, así como la construcción de diversas infraestructuras, no dudó en integrarse al amplio frente de resistencia en la región.

- ¿En qué momento se encuentra el movimiento de resistencia a la explotación del carbón en el Zulia?
- Hemos tenido varios años de movilización. Comenzamos trabajando con los Bari, los Yukpa y desde hace 4 años con los Wayuu. Después de la marcha que hicimos el 31 de marzo del 2005 a Miraflores, estuvimos en el VI Foro Social Mundial cuando hicimos conocer al mundo que hay una gran amenaza a los territorios indígenas, de la biodiversidad, de los ríos y de la sierra del Perijá como tal. Todo el pie de monte de la sierra está entregado a una corporación del estado llamando Corpozulia, así como también directamente en concesiones a trasnacionales mineras. Esos planes van en función de elevar la explotación de carbón de 8 a 36 y 40 millones de toneladas. Eso significa reducir más aun los espacios tradicionales Wayuu, Bari y Yukpa, 12 rios grandes de la cuenca del lago de Maracaibo y los bosques que quedan al occidente del país. Eso seria un gran etnocidio y ecocidio en la región. Hicimos contactos a nivel internacional y comenzaron a llegar cartas a Miraflores, al Ministerio del Ambiente, las embajadas, en muchos países fueron grupos a las embajadas. Eso ocasionó que el presidente Chávez se pronunciara en contra del carbón. Lo ha hecho 6 veces, la ultima vez fue el último domingo de agosto, cuando dijo “bueno ese carbón produce recalentamiento de la tierra, yo di orden de que eso no se puede abrir”. Desde ese momento Corpozulia y los mineros pasaron a la clandestinidad, trabajando en las haciendas y en aquellas comunidades indígenas a donde les permiten entrar explorando, abriendo grandes zanjas en la tierra, recolectando, buscando muestras en forma clandestina. Ellos tienen el apoyo de la Comisión de Minas de la Asamblea Nacional y decidieron a cuenta propia, como lo difundió la Agencia Bolivariana de Noticias, que la Comisión iba a apoyar las acciones mineras de Corpozulia. Luego, el Vicepresidente de Minas del Ministerio de Industrias Básicas y Mineria también se pronunció a favor, anunciando que estaban esperando los permisos para abrir las minas de los irlandeses y las de una empresa norteamericana. Corpozulia estaría trabajando, desde el punto de vista político, para cercar el pronunciamiento presidencial, aislarlo del contexto político.

- Haz denunciado en varias oportunidades que en las comunidades se está comprando el apoyo a los proyectos mineros. ¿De que forma?
- Corpozulia está trabajando muy fuerte en las comunidades, regalando bolsas de comida, matando 4 o 5 vacas e invitando al pueblo a comer, dando cervezas y ofreciendo peluquería. Todo muy propio de la cuarta republica, pues mucha gente que está en el gobierno son de Acción Democrática y COPEI –partidos políticos del anterior status-, trabajando con Corpozulia y Pdvsa, en todos los ministerios y misiones. Todas las misiones en la región están bajo la tutela de Corpozulia. Por otra parte Corpozulia inmoviliza al Ministerio de Participación a la hora de conformar los consejos comunales. Por ejemplo, casi todos los consejos que se han nombrado en Mara, donde se van a hacer las nuevas minas, vías ferroviarias y puertos, son proclives a los proyectos mineros. En contraposición hay 7 consejos comunales que no son mineros y ha costado mucho. Corpozulia, dependiente del ejecutivo nacional, tiene mucho poder en la región. Han afirmado que van a aportar este año 50 billones de bs a los consejos comunales. Todo eso mantiene vivo la esperanza de que en cualquier momento el presidente haga un pronunciamiento a favor de la minería. Hay toda una componenda para ir trabajando soterradamente. En Corpozulia se agruparon todas las trasnacionales para ser representadas políticamente a través de su presidente, el general Martinez Mendoza. El tiene muchas raíces con todo el aparato militar que esta en el gobierno.

- Si bien el presidente Chávez ha anunciado que no se explotará el carbón en la zona, por otra parte anuncia proyectos de construcción de infraestructura minera en la zona.
- Ya tienen aprobado por el presidente todo lo que es infraestructura. La construcción de las vías ferroviarias esta muy avanzado, así como la construcción del puerto gabarrero en el sur del lago, llamado ahora Puerto Catatumbo. El mismo Puerto América, que ahora le han cambiado el nombre a uno más bolivariano: Puerto Bolívar. Todo eso ya esta dado y lo que falta es el carbón, la materia que van a exportar a través de las vías ferroviarias, que son varias. El carbón viajaría a través de la sierra del perijá buscando el golfo de Venezuela a través de Puerto América y de canales de navegación del Lago de Maracaibo. Toda esa superestructura tiene un problema: sobre el carbón están las comunidades que no permiten abrir esas minas. Ellos tienen, entonces, que aislarlas y dividirlas. Por ejemplo si necesitan diez trabajadores para explorar ellos contratan 30. Capturan a los muchachos jóvenes de las comunidades para trabajar en la exploración y les pagan sin hacer nada. Esto molesta al resto y empiezan las divisiones: “tu quieres vender las tierras de tu familia”. Están trabajando a dos niveles, uno a nivel interno de las comunidades, con 9 indígenas que son sus promotores trabajando en conseguir adeptos a los planes mineros, y también están trabajando en función de lo macro y lo político en Caracas, en los ministerios, en la Asamblea Nacional. Chávez no deroga las concesiones de carbón como se le ha solicitado, sino que en actos públicos hace referencia a su explotación y dice “detengan eso”, pero no hay un papel, un decreto o un documento jurídico en donde le diga a las trasnacionales “ustedes van pa´ fuera”. No lo ha hecho. Tampoco le quita a Corpozulia las concesiones. Eso es una moneda de dos caras, por una parte justificar, quedar bien ante el país y el mundo y decir “ese carbón no va”. Por otra parte, Corpozulia, que es un miembro del Estado, comienza a hacer todo un trabajo sucio, satanizando a los dirigentes indígenas.

- Te han acusado en diferentes ocasiones de ser un agente de la CIA. ¿Qué otras estrategias utilizan para criminalizar el movimiento indígena y ambientalista que rechaza los planes mineros en el Perijá?
- Diciendo que son grupos minoritarios, grupos rebeldes, que no representan a nadie. Que no están bajo la tutela de Nohelí Pocaterra –diputada indígena-, Arcadio Montiel –diputado indígena-, el Consejo Nacional Indígena de Venezuela (CONIVE) y todos esos grupos que se parecen más a un partido político que otra cosa. El presidente del CONAVI, Rubén Palmar, es gerente de Corpozulia y Arcadio Montiel es directivo de Carbozulia.

- Recientemente una delegación indígena Wayuu asistió al II Encuentro Zapatista con los pueblos del mundo en México y entregaron una carta al Subcomandante Marcos. Homoetnatura era uno de los signatarios de la misiva.
- En la carta a Marcos se dice que el gobierno venezolano no le ha entregado las tierras a los indígenas que ellos autodemarcaron, como dice la ley. En el caso Barí se demarcaron las tierras, pero las mismas que AD y COPEI ya habia entregado, minúsculos espacios. Las tierras originarios de los Barí y de los Yukpa, los dos únicos grupos vivos que han quedado en el Zulia además de los Wayuu y los Japreria, sus tierras hoy están llenas de alambres de púas y potreros. Hay comunidades que viven en 6 y 4 hectáreas, y ya no pueden crecer más. Esto ocasiona que comience el éxodo hacia Machiques y los barrios pobres, a pedir a Maracaibo y a Caracas a mendigar. Todas sus tierras son hoy de ganaderos. ¿Qué van a solicitar entonces? Tierras que son potreros y haciendas. Entonces les dicen que no, que el gobierno no va a comprar haciendas porque no le va a comprar todo el país a los indios. Hasta Luis Britto García sacó un artículo en la revista “A Plena Voz” en donde justifica que no se puede entregar tierra y hábitat a los indígenas porque eso significaría desmembrar el país. Es la misma tesis de Visconti, Angela Zago, Olavarria, Alan Brewer Carias y Otaiza, quienes discutieron los artículos indígenas en la Constituyente del 99. En el caso de los Barí fue imposible que la comisión del Ministerio del Ambiente midiera los espacios que ellos autodemarcaron. A los Yukpa tampoco les entregaron la tierra que solicitan. En otros países como Colombia y Panamá se le ha entregado tierra saneada a los indígenas. ¿Qué es tierra saneada?. Tierras libres de minas y ganaderos. Aquí no se va a entregar eso, se va a entregar tierras en donde los indígenas tienen que convivir con los mineros, las trasnacionales y los ganaderos. Se le dio toda una vuelta. No hacia falta ni una nueva constitución ni una nueva ley de tierras para hacer lo que están haciendo.Rafael Uzcátegui
Publicar un comentario