"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

20 ago. 2007

Indígenas colombianos denuncian a la FARC y al ejército de ese país por vulneración de su tranquilidad

Los Cabildos Mayores de río Verde y río Sinú han manifestado mediante la Declaración de Zambudo desde 1997 a la opinión pública nacional e internacional y de forma constante la decisión colectiva de no formar parte del Conflicto Armado que toma por escenario el territorio colombiano denominado el Nudo de Paramillo.

Así mismo la determinante decisión y empeño de trabajar por el cumplimiento y aplicación de sus derechos y por la reivindicación de su territorio, su cultura y sus formas de organización y justicia.

Denunciaron que el pasado sábado 11 de agosto del 2007 fue muerto a la vista de miembros de las comunidades que transitaban por el lugar, una persona de sexo masculino, presuntamente vinculado a las FARC, en la desembocadura de la quebrada Panico sobre el río Verde en territorio indígena, por parte del Ejercito Nacional.

Que el Ejercito Nacional tomó de manera arbitraria una Mula propiedad de la comunidad indígena de la localidad para transportar el cuerpo sin vida hacia paradero desconocido dentro del territorio indígena.

Manifestaron que el reiterativo desconocimiento por parte de los actores del conflicto y del Estado, de la exigencia de su pueblo y sus autoridades de no involucrar a las comunidades en el desarrollo de la confrontación armada, utilizando sus bienes, su territorio y sus vías de acceso para el ejercicio violento que les caracteriza.

"El incumplimiento de los compromisos establecidos en el marco de la Comisión Mixta que hace seguimiento a las medidas cautelares de la CIDH que nos cobijan en cuanto al NO involucramiento de las comunidades indígenas en las acciones de índole militar que de forma inconsulta con nuestras autoridades se realizan en nuestros territorios por parte del Ejercito Nacional".

Que exigen las comunidades

Explicaron que es necesaria la aplicación del Derecho Internacional Humanitario, que el ejercito nacional de Colombia y las FARC excluyan de manera efectiva a las comunidades indígenas Embera Katio del Alto Sinú de las acciones de índole militar que pretendan desarrollarse de forma inconsulta en sus territorios.

"Prohibimos la utilización de nuestros territorios y vías de acceso como zonas de combate, como sitios de ajusticiamiento a personas o como cementerios clandestinos. El Pueblo Embera no permitirá la violación del derecho a la vida en ninguna de sus expresiones ni el desconocimiento a la aplicación del Estado Social de Derecho ni mucho menos la violación a los parámetros de respeto con la madre Tierra, de la cual somos guardianes".

Solicitaron un pronunciamiento de la Comisión Mixta sobre estos hechos y la definición inmediata de medidas de seguimiento y monitoreo al cumplimiento de los compromisos por parte del Ejercito Nacional de respeto a su autonomía y voluntad de permanecer por fuera del conflicto armado.

Finalmente, hacen responsable a las FARC y al Ejercito Nacional de Colombia por la vulneración de su tranquilidad, de poner en riesgo la vida de sus miembros y de las posibles retaliaciones de que puedan ser victimas a raíz de estos hechos y otros que han venido documentando.
Tomado de Aporrea
Publicar un comentario