"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

11 jun. 2007

Los pueblos indios debemos frenar el maldito colonialismo español


Repsol, Bancos, AECI, PSOE, PP, Telefónica, PRISA, YPF, Hidroeléctricas,ONG, Hoteles, Cipayos, etc...

Correo Tortuga - Mario Agreda

Mario Agreda (I ktomizi-araña amarilla)

DE LOS AGRAVANTES

Colón no es sólo un personaje..! él simboliza el genocidio de más de 60 millones de nativos americanos en menos de 20 años, y la destrucción del acervo cultural de todo un continente...y esto no es exageración..! Un testigo presencial del holocausto americano que llegó con Colón, fue nada más y nada menos que un sacerdote que acompañó a los conquistadores en su arribo a tierras americanas... Así narró fray Bartolomé De Las Casas, uno de los miles de testimonios que denunció en su libro prohibido “Relación de la Destrucción de las Indias en 1509:

En la Española (Santo Domingo) los cristianos con sus caballos y espadas comienzan la matanza: desbarrigan a las mujeres paridas y despedazaban a los niños y ancianos. Tomaban los niños de las tetas de la madre por las piernas, y daban de cabeza con ellas en las rocas... otros bullían los cuerpos de niños en los ríos riendo y burlando... Hacían una horca larga que no juntasen los pies a la tierra, de trece en trece, para luego colocar leña a fuego lento y los quemaban vivos entre gritos y alaridos”

Por otra parte, la ignorancia histórica es patética en la alcaldesa Irene Sáez, al galardonar al embajador español con tres perlas sobre la isla de Margarita... Al respecto de Margarita narró el fraile De Las Casas:

“Obligaban a los indios a sacar perlas de la manera más cruel... No hay peor suplicio infernal que se le pueda comparar... Los metían a la mar a cinco brazas de hondo desde la mañana hasta ponerse el sol. Si tratan de descansar los apuñalan. En pocos días mueren sangrando por la boca o los devoran los tiburones. La mayoría prefería morir ahogado antes de continuar el suplicio... Un barco puede viajar desde esta isla hasta la Española, guiándose sólo por los cuerpos despedazados de indios que flotan en el mar”

Respuesta india a la intervención del Embajador Representante de España

En la 6ta.Sesión del Foro Permanente para cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas.

El Embajador español manifiesta un aumento significativo de los fondos destinados a la Cooperación Internacional para los Pueblos Indígenas, para nosotros estos fondos llevan un dardo envenenado, con la perdida de vidas humanas. Tal es el caso de indios Guaraníes en Bolivia y el desplazamiento de nuestras hermanas y hermanos de su lugar de origen para el asentamiento y el desangramiento definitivo de las tierras de Abya Yala.

La compañía petrolera REPSOL YPF así como PETROBRAS de Brasil y compañías de Estados Unidos deben responder ante un tribunal permanente de los Pueblos y ser juzgados por el Tribunal penal Internacional, por sus acciones ecosidas. El plan estratégico diseñado por el gobierno español y utilizando a la AECI Agencia Española de Cooperación Internacional, es una estrategia que encubre mas aumentos de empresas españolas, como arma silenciosa para apoderarse de nuestras riquezas del suelo y el subsuelo, como es el caso concreto de Colombia, donde no existe oficina alguna que muestre la presencia de esta multinacional, quien ejecuta sus planes suplantando a verdaderos jefes indios anticolonialistas y poniendo a ONGs, como el caso concreto de Almaciga, Ong española y no es la única que realiza trabajos de colchón del gobierno y sirve como informante de nuestros pueblos para que luego su gobierno aplique su política de tierra quemada.

El discurso del Sr. Inigo del Palacio España en su carácter de Embajador, jamás menciona que REPSOL es una de las Empresas petrolíferas y derivados, mas importante del mundo pero que no tiene ni un solo campo petrolífero como dueño, sin embargo, el gobierno anterior de España, el PP Partido Popular y el actual PSOE Partido socialista obrero español usan la misma vara de medir su política con los pueblos indios y jamás se preguntan que sucede con las aguas contaminadas de petróleo, con los niños enfermos, que venden su sangre para poder comer, pariendo esclavos en pleno siglo XXI, con una deuda externa bajo el brazo, antes de nacer.

Empresas como REPSOL, BBV, BSCH, Telefónica, Hidroeléctricas, son empresas de servicio, que solo sirven para engordar su ganado y a cambio los indios reciben migajas de pan como recompensa.

Habría que preguntarle al Sr. Embajador: cual es su política con los inmigrantes?

Puesto que millones de personas del mal llamado tercer mundo, viajan acompañados de un tenedor y un cuchillo para comer mientras reciben una ley de extranjería racista y discriminatoria que viola los Derechos Humanos fundamentales del mundo.

El objetivo de la AECI es mas de lo mismo, nos siguen llamando latinos y desconocen el principio que fundamenta nuestra existencia que es: romper las cadenas que nos oprimen desde siglos y que tienen un denominador común: Su Dios el dinero.

Sr. Embajador: Nosotros llamamos a las cosas por su nombre, SANGRE, ORO, PLATA, PETROLEO, GENOCIDIO y así entendemos porque debemos desterrar para siempre el maldito colonialismo español.

La seguridad jurídica a las multinacionales por parte de los gobiernos pretenden convertirnos en los esclavos del siglo XXI, pregonando una falsa autonomía que no es ni mas ni menos que un dogal centralista, y esto sirve para las veleidades gubernamentales sin excepción.

Sr. Embajador: Usted sabe que las compañías multinacionales de todo origen, buscan controlar y expandir sus negocios creando una brecha de miseria que aumenta día a día, mientras nuestra sagrada tierra se desangra paulatinamente, mientras ustedes ocupan una posición inmejorable en los mercados mundiales y al escucharle, parece que ustedes son las hermanitas de la caridad. Esto nos recuerda a los anuncios del Banco Mundial, quienes para que algunos indios asistan a sus conferencias nos regalan con la frase: “Sándwiches will be served” (se serviran bocadillos)

Como dice un hermano líder de Colombia “si quieren negociar háganlo en su mundo, no en el ajeno”. Nuestro territorio sagrado no esta en venta ni será objeto de negociación.

Las operaciones privilegiadas de REPSOL, ENCANA, PETROBRAS, TEXACO y otros en nuestros territorios requieren un seguimiento y un status especial y garantías internacionales en materia ambiental, Derechos humanos y culturales. Estas multinacionales han creado un estado dentro de otro estado. Por ello mostramos al enemigo tal cual es. Porque nuestro principal objetivo como causa indianista es nuestra libre determinación.

Ud. Como representante del gobierno español sabe que la estrategia de su gobierno esta contaminada y que esa estrategia que ustedes pregonan solo busca su asimilación. La nuestra es luchar para retirar las pezuñas de las multinacionales en las tierras de Abya Yala. A pesar de todo sabemos que el arma mas poderosa en las manos del opresor es la mente del oprimido.

Nosotros los pueblos indios de Abya Ayala somos dueños milenarios de la tierra con títulos de la propiedad o sin ellos. PORQUE SOMOS LA MISMA TIERRA .

Sr. Embajador, transmítale a su gobierno; que la deuda de España con los indios desde la Bula Papal Inter Caétera (en la que el Papa Alejandro VI -español- dona las tierras de Abya Yala a los reinos de España y Portugal por derecho divino) jamás tendrá vigencia mientras haya un solo indio que diga lo que piensa y escriba lo que sienta.

Datos & Análisis.- La empresa REPSOL YPF aprovechó al máximo las facilidades otorgadas por la leyes de Sánchez de Lozada y Tuto Quiroga, y se apropió de concesiones petroleras sin considerar para ello que las mismas se encuentran en territorios indígenas que en Bolivia tienen la categoría de Tierras Comunitarias de Origen (TCO’s) normadas por la Ley del Servicio Nacional de Reforma Agraria del 18 de octubre 1996 (conocida como Ley INRA), ni que sus concesiones se encuentren en áreas que por su sensibilidad ecológica y social están protegidas por el Estado a través del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP).

Tal es la conclusión de un Informe Técnico emitido por la Asamblea del Pueblo Guaraní, al cual Datos & Análisis tuvo acceso en la víspera.

Según el informe guaraní, las actividades de exploración y explotación petrolera de REPSOL YPF en Bolivia afectan de manera directa e indirecta a un total de 16 territorios indígenas y siete áreas protegidas (parques nacionales y reservas de vida silvestre).

Entre las transgresiones sociales y ecológicas perpetradas por esta trasnacional, y que están sujetas a sanciones desde la vigencia de la nueva Ley de Hidrocarburos sancionada el 17 de mayo del 2005, se estableció que REPSOL opera invadiendo áreas protegidas del territorio amazónico boliviano "sin contar con estudios que partan del principio de precaución", y realiza sus trabajos en la TCO Itika Guasu con sesgados Estudios de Impacto Ambiental "sin considerar los aspectos sociales y culturales, ocasionando por ello impactos negativos en el pueblo guaraní cercanos al etnocidio".

Amparada en las leyes expoliadoras del gonismo, dice el informe del Pueblo Guaraní, el accionar de REPSOL YPF en Bolivia se desarrolla con estándares por debajo de los establecidos en el ámbito internacional y "se puede afirmar que REPSOL YPF hace en Bolivia lo que no está permitido hacer en ningún país europeo".

El monitoreo indígena que fue la base del Informe Técnico de los guaraníes arrojó, entre otras, las siguientes conclusiones:

Se ha evidenciado que las operaciones de REPSOL YPF en las Tierras Comunitarias de Origen "Itika Guasu" y "Tentayape", así como en el Parque Nacional "Serranías del Aguaragüe", están provocando impactos negativos tanto a nivel ambiental, social, cultural y económico, los mismos, no han sido contemplados en sus estudios de Impacto Ambiental, por lo que no cuentan con acciones que puedan evitar, mitigar, prevenir o restaurar tales impactos. REPSOL YPF no cuenta con una política dirigida salvaguardar los derechos de las poblaciones indígenas, lo cual viene ocasionando que su presencia en las Tierras Comunitarias de Origen sean de un alto impacto cultural, semejante al etnocidio.

Su accionar en Bolivia es falto de transparencia, las operaciones de la empresa en las TCO’s faltan a la ética, produciéndose acciones de abuso a las comunidades indígenas. Su política ambiental que establece el "principio de precaución" no está reflejada en los estudios de Impacto Ambiental que le han permitido obtener las licencias ambientales, ni siquiera cumple a cabalidad los compromisos que ha asumido en dichos estudios.

Al no contar con un política de relacionamiento con los pueblos indígenas que salvaguarde sus derechos, REPSOL YPF en Bolivia, atenta los derechos humanos de las comunidades indígenas, atenta también los derechos colectivos de los pueblos indígenas establecidos en tratados internacionales y leyes nacionales por lo que está comprobado que REPSOL YPF no ha respetado el derecho a la consulta y el derecho a la compensación justa.

En Bolivia REPSOL YPF incumple las leyes nacionales como lo es el Convenio 169 de la OIT que es ley de la República desde 1991. También a la fecha se está resistiendo a cumplir la nueva Ley de Hidrocarburos donde se han establecido de manera más precisa cómo debe ser el comportamiento de las empresas petroleras en territorios indígenas y áreas protegidas.

Para obtener sus permisos ambientales, REPSOL YPF no ha actuado con la rigurosidad científica necesaria que garantice que su accionar no va a ser nocivo al medo ambiente, interviene áreas protegidas como el Aguaragüe sin realizar de manera previa, los estudios científicos pertinentes que permitan garantizar la integridad de los ecosistemas.

INTRERPELACIÓN INDÍGENA AL ESTADO

La ostensible falta de transparencia en las acciones de REPSOL YPF dentro del territorio boliviano abre la necesidad de que el Estado bajo el gobierno indígena de Evo Morales considere las siguientes recomendaciones que plantea el Pueblo Guaraní:

1. REPSOL YPF no puede seguir operando en el país, afectando a 16 territorios indígenas, sin contar con una política dirigida a salvaguardar los derechos de los pueblos indígenas. En el marco del respeto de los derechos de los pueblos indígenas, la política deberá ser elaborada en consulta y con participación de las organizaciones representativas de las comunidades y pueblos indígenas afectados.

REPSOL YPF recibe financiamiento del Banco Mundial, se ha adscrito a los principios de la ONU de Responsabilidad Social, es miembro del EITI, estos organismos cuentan con principios claros respecto a las prácticas que deben asumir las empresas en relación a las poblaciones indígenas. Es necesario que todos los personeros de REPSOL YPF que trabajan en nuestro país, sean capacitados para que modifiquen conductas discriminatorias que se vienen sucediendo en los territorios indígenas. No puede ser posible que en pleno Siglo XXI, REPSOL YPF siga actuando como en la época colonial, pretendiendo imponer su lógica cultural a poblaciones indígenas.

Confundir la buena vecindad con el derecho de las comunidades a recibir una compensación justa por los impactos ambientales, sociales y culturales, como pretende hacerlo REPSOL YPF en emprendimientos como el Gasoducto Yacuiba Río Grande GASYRG o el propio aprovechamiento del Campo Margarita, es una práctica irresponsable e ilegal. Por ello, REPSOL YPF deberá revisar todos los convenios que ha realizado con los pueblos indígenas de Bolivia y, encaminarse al respeto de la ley. Donde practica la "buena vecindad" deberá también practicar el respeto a la compensación justa, por los impactos directos, acumulados y de largo plazo tal como lo establece la Ley 3058.

AUDIENCIA PRELIMINAR PETROLERA
TRIBUNAL PERMANENTE DE LOS PUEBLOS -TPP-
SESIÓN COLOMBIA

EL TPP es un tribunal de carácter no gubernamental, del género de los "tribunales de opinión" que tuvo su origen en el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad cometidos por los Estados Unidos contra el pueblo de Vietnam. Es un instrumento de justicia muy importante para la búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación integral de las víctimas.

El TPP se ha reunido en 31 ocasiones para juzgar situaciones de muchos países, de pueblos enteros que no son estados y que han sufrido genocidios por otros estados; también ha juzgado la política de multinacionales y de instituciones internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

La exploración y explotación de los recursos naturales es ejecutada con el apoyo de terrorismo de estado, generando la violación permanente de los derechos humanos, la destrucción del medio ambiente y la biodiversidad y el aniquilamiento de los pueblos indígenas.

El estado colombiano mantiene estos crímenes en la impunidad, por lo que el TPP, juzgará la política de las multinacionales en un proceso de búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación integral de las víctimas; lo cual, es indispensable para la conquista de la solución política al conflicto social y armado que vive el país.

La participación de la población en la recuperación de la memoria histórica es fundamental, por ello, el proceso de TPP esta ligado a la reconstrucción las comunidades y de sus organizaciones. Es un paso muy importante para la construcción de la Otra Colombia Posible.

El TPP se desarrollará a través de audiencias públicas especializadas y abordará el análisis de los impactos de esta política en sectores como: agroalimentario, petróleo, oro, carbón, Biodiversidad, servicios públicos y el sistema financiero. La audiencia final se llevará a cabo en Bogotá el 22 de julio de 2008.

Audiencia Petrolera OXI - REPSOL- BP

Juzgará la política de la Occidental Petroleum Corporation, Repsol y British Petroleum Company, por los impactos lesivos en la población de los departamentos de Boyacá, Arauca, Casanare y Norte de Santander en el oriente colombiano.

Esta política de terror busca controlar una de las regiones con mayor importancia geopolítica del país, por su significado como uno de los mayores corredores viales entre Colombia y Venezuela a través de la Ruta de los Libertadores y Marginal de la Selva; para el aseguramiento de las reservas, la infraestructura y sus intereses petroleros y para controlar la frontera con un país en el que se consolida un proyecto político popular.

El grupo Repsol YPF opera en las áreas de:

- Exploración y producción
- Refino y marketing
- Química
- Gas natural

Alberto Montero Soler

Y es que si el gobierno español está convirtiendo reiteradamente la defensa de los intereses de Repsol-YPF en Bolivia en una cuestión de estado es porque asume, en principio, dos postulados básicos. En primer lugar, que los intereses de una empresa privada en la que no posee ningún tipo de participación y de la que, por lo tanto, no espera obtener mayor beneficio que el derivado de los impuestos que pueda recaudar de la misma -siempre, claro está, que ésta no los evada hacia paraísos fiscales- merecen ser antepuestos a los de un pueblo que vive mayoritariamente en la miseria gracias, en parte, al expolio que viene sufriendo por ese tipo de empresas. Y así, lo único que demuestra un gobierno que se vanagloria de su presunta condición progresista, que se postula como abanderado de la paz y para la construcción de un nuevo orden mundial más justo, que trata de ocupar un papel relevante en la escena internacional o al que se le llena la boca de términos como justicia, solidaridad o igualdad -pero que es incapaz de aplicarlos más allá de donde pueda obtener rédito electoral- es que le preocupan más los intereses de los accionistas de Repsol-YPF que la pobreza que afecta a más del 60% de la población boliviana.

Y, en segundo lugar, el gobierno español encontraría una mejor justificación para su defensa de los intereses de Repsol-YPF si esta compañía transnacional fuera de capital mayoritariamente español. En ese caso, y asumido el primer postulado, el gobierno podría al menos alegar a su favor que está defendiendo los intereses de una compañía española en el mundo, por muy cuestionable moralmente que esto pudiera resultar dadas las implicaciones del primer postulado.

Pues bien, con lo que uno no puede dejar de sorprenderse es que un gobierno que, reitero, se califica a sí mismo de progresista no sólo asuma como propio el primer postulado -lo que ya en sí mismo es una profunda inconsistencia-, sino que lo haga incluso tras haber constatado cuál es el accionariado de la referida empresa transnacional.

Porque lo primero que alguien tendría que haberle comunicado al presidente del gobierno español es que Repsol-YPF es una empresa de capital mayoritariamente extranjero y que, por lo tanto, cuando estaba enviando sucesivamente a Bolivia a su ministro de Asuntos Exteriores, al secretario de Estado de dicho Ministerio o a la propia Vicepresidenta Primera lo estaba haciendo en defensa de los intereses de unos accionistas que ni siquiera iban a poder votarle y que, en su mayoría, tampoco pagan sus impuestos en España.

¿De quién es Repsol-YPF?

Por si pudiera servir para que el gobierno español dejara de provocar vergüenza ajena a todos aquellos que no entendemos cómo pueden confundirse los intereses de una empresa transnacional con los intereses de España en el mundo (y advierto que no me estoy refiriendo con esto último a intereses económicos sino a aquellos que realmente promoverían una visión de nuestro país como un estado realmente comprometido con la solidaridad) paso a sintetizarles la composición del accionariado de la empresa en cuestión.

Así, según la información proporcionada por la propia compañía, la composición de su accionariado a junio de 2006 era la siguiente. Por un lado, hay que destacar el grupo de inversores estables que tienen un volumen de participaciones significativas en el capital social de la empresa, es decir, más de un 4% del total de las acciones. Ese grupo de inversores estables está integrado, en primer lugar, por el grupo financiero La Caixa que posee un 9,1% del capital social de la empresa. Le sigue Repinves, una sociedad de gestión de cartera de valores mobiliarios del sector energético, de telecomunicaciones y de infraestructura viaria, que es participada, a su vez, por La Caixa y que posee el 5,02% del capital de Repsol-YPF. Hasta aquí, el conjunto del accionariado estable que podríamos identificar, con matices, como español y que, como fácilmente puede constatarse, suman apenas el 14% del capital de la empresa.

Junto a los dos anteriores se encuentra Pemex Repcon Lux, una empresa filial con sede en Luxemburgo de Petróleos Mexicanos (PEMEX), el grupo estatal petrolero de ese país, que posee el 4,8% de Repsol-YPF.

Al margen de ese grupo de inversores estables, la mayor parte del capital social de Repsol-YPF (un 81,07%) está sometido a libre cotización en los mercados de valores -cotiza en los de Madrid, Nueva York y Buenos Aires- y es aquí donde nos encontramos con algunos datos que no estaría de más que el gobierno español tomara en cuenta a la hora de decidir su política exterior en este tema.

Así, por un lado, hay que destacar que, de ese 81%, tan sólo el 29,87% se supone que es de titularidad española. De ese porcentaje, el 14,36% se encontraría en posesión de los inversores minoristas, es decir, de pequeños inversores nacionales; mientras que el 15,5% restante estaría en manos de inversores institucionales. Estos últimos son empresas dedicadas a la compra y venta de activos financieros con fines especulativos y que, como puede suponerse, su único objetivo es obtener la máxima rentabilidad de sus inversiones con independencia de cuáles sean los métodos que las empresas en las que invierten utilicen para lograr los máximos beneficios.

Y, por otro lado, el 51,2% del capital social de Repsol es propiedad de inversores extranjeros. La titularidad de ese capital se divide en un 17,33% que es propiedad de inversores estadounidenses, entre los que destacan las participaciones de tres grandes corporaciones financieras (Chase Nominee Ltd., Capital Group International Inc. y State Street Bank and Trust) que, en su conjunto, según el Informe Anual de Gobierno Corporativo de la compañía para el año 2005, llegaron a poseer ese año un poco más del 21% del capital social de Repsol-YPF. Y el 33,88% del capital restante estaría en manos de titulares del resto del mundo sin identificar.

Las conclusiones de Perogrullo

No hay que ser un experto economista para extraer varias conclusiones más que evidentes de los datos que la empresa transnacional pone a disposición de quien se quiera molestar en leerlos y analizarlos.

En primer lugar, y sólo teniendo en cuenta el capital de libre flotación de la empresa, ya nos encontramos con que más del 50% del mismo está en manos de inversores extranjeros. O lo que es igual, que a pesar de que su casa matriz esté ubicada en España, la empresa es de capital mayoritariamente extranjero.

En segundo lugar, hay que destacar la presencia de capital estadounidense en la compañía a través de las participaciones de las tres grandes corporaciones financieras citadas. De hecho, una de ellas, el Chase Nominee Ltd., poseía en 2005 una participación del 10,175% del capital social de Repsol-YPF, mayor, por ejemplo, que la participación directa de La Caixa.

Y, sin embargo, ¿sabe alguien que el gobierno de Estados Unidos se haya inmiscuido concretamente en el problema de Repsol-YPF en Bolivia? Aunque, bien pensado, dado que su injerencia en el país ha sido constante y generalizada a todos los ámbitos de la política y de la economía del país -y, en este sentido, no debe olvidarse que la Embajada de Estados Unidos en Bolivia es la segunda de América Latina, tras la de Colombia, en número de funcionarios estadounidenses-, tampoco necesitaban centrarse específicamente en los problemas de dicha empresa para continuar con su presión global.

En tercer lugar, si a al 51,2% del capital social en manos de titulares extranjeros le sumamos la participación estable de Pemex Repcon Lux, que era del 4,8%, tenemos ya que el 55% del capital de la empresa está fuera de control nacional.

La participación de esta última empresa en Repsol-YPF no deja de ser paradójica si se considera que, mientras México, a través de su empresa estatal del sector de hidrocarburos, tiene intereses directos en Repsol-YPF, el Estado español carece de participación directa en la misma. Con lo cual, ¿no tendría más sentido que quienes mandaran a las mayores instancias de su cuerpo diplomático a defender los intereses de Repsol-YPF en Bolivia fueran los mexicanos? Ellos sí que participan de forma directa en esa empresa, mientras que el Estado español no.

Y, por otro lado, también resulta cuando menos singular que la participación de PEMEX en Repsol-YPF se haya vehiculizado a través de una empresa filial localizada en Luxemburgo, es decir, en un paraíso fiscal cuando existe una filial de la misma con sede España, Pemex Internacional España, que, sorprendentemente, sólo posee una acción de Repsol-YPF. ¿Dónde paga Pemex Repcon Lux los impuestos derivados de las ganancias que le reporten las acciones de Repsol-YPF? ¿En Luxemburgo o en España?

Y, en cuarto lugar, sólo queda señalar que, en el mejor de los casos, el capital español o de ascendente presuntamente español en Repsol-YPF es de apenas el 44% del total. Un porcentaje en el que, por ejemplo, algo más del 15% se encuentra en manos de inversores institucionales dedicados a la especulación con sus títulos. ¿Son los intereses de estos últimos los que dice proteger el gobierno español en sus misiones diplomáticas a Bolivia? ¿O son los intereses del grupo financiero La Caixa? Porque de lo que sí tengo serias dudas es de que sean los de los tenedores minoristas españoles, pequeños ahorradores que cuentan con poco más del 14% del capital de la empresa, de forma muy desperdigada y sin capacidad de presión sobre el gobierno. La conclusión final de lo hasta aquí expuesto es más que evidente: ni Repsol-YPF es una empresa mayoritariamente española ni sus intereses en Bolivia son coincidentes y/o convergentes con los que deberían ser los del gobierno español.

Ya va siendo hora de que alguien se dé cuenta de que cuando se privatiza una empresa, todo lo relacionado con ella deja de ser un asunto público y se convierte en un asunto de índole exclusivamente privada, como lo son sus beneficios cuando llega la hora de repartirlos.

Es más, este gobierno debería ser consciente de que el Estado no puede convertirse en un vehículo de presión sobre otros gobiernos o sobre la justicia de otros Estados. O, lo que es más grave, dado que la diplomacia española representa a este país y a sus ciudadanos ante el mundo, flaco favor les hace cuando, sumisa y servil, acude a la llamada de Repsol-YPF para que presione en su favor sobre quienes, durante décadas, han vivido oprimidos y ahora, tímidamente, sólo reclaman lo que les pertenece. Repsolandia es un territorio que no sale en los mapas. La cartografía del oscuro poder de la industria petrolera. Repsol YPF es uno de los máximos ejemplos de la ocupación territorial de las corporaciones petroleras en el planeta. Extrayendo, refinando y transportando petróleo Deteriora la tierra, el agua y el aire en cada una de las fases de su cadena productiva. Es responsable de atropellos sociales, culturales y del deterioro de la salud. Con las otras petroleras contribuye al colapso climático del planeta, a la pérdida irreversible de ecosistemas tropicales, tierras fértiles y sistemas forestales.

¿Qué lleva a la mayor petrolera de América Latina a trabajar en estas condiciones de clandestinidad en Colombia?

La respuesta hay que buscarla sin duda en el especial vínculo que la actividad petrolífera mantiene en Colombia con la militarización y paramilitarización de amplias regiones, los desplazamientos forzosos masivos de la población local, la brutal violencia dirigida contra las organizaciones sociales, los fatales efectos en las comunidades indígenas y los desastres medioambientales. No es de extrañar que la multinacional desee distanciar su imagen corporativa de este cenagal, manteniendo sin embargo intacta su capacidad de sacar máximo beneficio de todo ello.

En ningún otro lugar es este hecho más llamativo que en Arauca, departamento petrolífero por excelencia, en el que se vive una de las situaciones humanitarias más dramáticas de Colombia, por el número de homicidios, masacres, desapariciones, detenciones arbitrarias y otras violaciones a los derechos humanos. Arauca es un departamento de donde se extraen grandes riquezas, mientras que un 70% de su población se encuentra en situación de pobreza. Es en este departamento donde Repsol centra su actividad, participando de una u otra forma en todos los campos petrolíferos de la región. Sin embargo su presencia se mantiene invisible.

Las operaciones de Repsol en Arauca

Repsol opera en Arauca en consorcio con la transnacional estadounidense Oxy en campos como los de Cravo Norte o Rondón, asociada a la empresa estatal Ecopetrol en campos como los de Catleya, y en solitario en Capachos o San Miguel. En todas estas operaciones se beneficia sin escrúpulos de los efectos que el terror paramilitar, integrado en la estrategia represiva del Estado, ha introducido en la sociedad araucana: el desalojo forzoso de población campesina e indígena que residía en la vecindad de los futuros campos o de los oleoductos, o el debilitamiento de las voces críticas a la actuación de las petroleras, entre ellas las de las comunidades indígenas, U’was y Guahibas, que se han declarado repetidas veces contrarias a las operaciones en sus territorios, las de los activistas sindicales que luchan por mejorar las condiciones laborales de los trabajadores o las de aquellos líderes sociales que abogan por un mayor reparto social de las riquezas generadas por el petróleo.

Repsol se introdujo en Arauca en asociación con la Oxy, compañía que sostiene un historial de apoyo y financiación a las unidades militares más vinculadas a violaciones sistemáticas a los derechos humanos, como la XVIII Brigada del ejército, a la que Repsol también financia a través de convenios de seguridad. Hay que resaltar también la coincidencia espacial y temporal entre la actividad petrolera de Repsol y el accionar de grupos paramilitares, así en torno al campo de Capachos es donde se están produciendo últimamente las más graves violaciones a los derechos humanos llevadas a cabo por el paramilitarismo.

Repsol se beneficia de que el Estado colombiano identifica los intereses de las compañías petroleras con el “interés general de la nación”, a sostener por encima de los derechos de las comunidades indígenas, a las que niega el derecho legalmente instituido a la “Consulta Previa”. Las comunidades indígenas U’wa y Guahiba ven amenazada su propia supervivencia, debido a los desplazamientos, a la militarización de sus territorios, a los efectos de distorsión socio-cultural que esta actividad introduce en las comunidades y a las consecuencias medioambientales que ponen en peligro los ecosistemas en los que subsisten.

Las operaciones de la Repsol en Arauca ocasionan efectivamente desastres medioambientales asociados principalmente a los derrames de crudo y al uso desmedido de recursos naturales limitados, como es el caso del agua usada para la extracción, que termina contaminada y desechada en lagunas y corrientes cercanas a los campos. En algunos casos se acaba destruyendo los ecosistemas locales, como sucedió con la laguna de Lipa, resultado de las operaciones en Cravo Norte.

La actuación global de Repsol

El caso de las operaciones de Repsol en Colombia, a pesar de su dramatismo, no es un hecho aislado. Repsol desarrolla sus actividades por todo el mundo. Sólo en América Latina y el Caribe, opera en 14 países. La compañía obtuvo en 2005 un beneficio récord de 3.120 millones de euros, un 27% más que el año anterior. En torno al 80% de estos resultados provienen de América Latina.

La experiencia de la actividad de esta petrolera en otros países del continente como Argentina, Ecuador y Bolivia, también está ligada a violaciones de los derechos de los pueblos indígenas, al fomento de la corrupción, así como al deterioro irreversible de los entornos sociales, culturales y ambientales, donde opera. Recordemos en este sentido que Repsol está encausada en Bolivia por contrabando y falsificación de documentos y en Argentina por delito medioambiental en territorio mapuche.

El Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP) Colombia - Audiencia Petrolera

En Agosto del 2007, se llevará a cabo en Bogotá la Audiencia Petrolera del Tribunal Permanente de los Pueblos, que juzgará la política de la Occidental Petroleum (Oxy), la Repsol y la British Petroleum (BP), por los impactos lesivos de sus operaciones en la población colombiana. El TPP es un instrumento internacional de búsqueda de verdad, justicia y reparación a las víctimas, que tiene ya más de treinta años de existencia; constituido al margen de las estructuras judiciales de cualquier país, representa la conciencia ética de los pueblos, la conciencia ética de la humanidad.

Fundación Carolina

El Patronato de la Fundación Carolina es un ejemplo de cómo la política exterior española se hace conforme y en sintonía a los intereses de las multinacionales españolas. Otra fundación a señalar es el Real Instituto Elcano cuyo presidente es Eduardo Serra Rexach (ex ministro de defensa, Presidente del Banco UBS Warburg y miembro del Club de Bilderberg),su director es Emilio Lamo de Espinosa( Catedrático de Sociología y miembro de la Comisión Trilateral), su presidente de honor es el Príncipe Felipe. Los participantes de la Fundación Carolina son igualmente las principales multinacionales españolas, bancos y grupos multimedia junto al Gobierno español (un estudio de la fundación Elcano puedes encontralo en solidaridad.net).

La Fundación Carolina se reúne dos veces al año, una en el Palacio de la Moncloa y otra en el de la Zarzuela, para dar cuenta de las actividades y aprobar el plan del año siguiente. La Fundación, de cuyas acciones van dirigidas a estudiantes iberoamericanos de postgrado a través de distintos programas de becas como el destinado a jóvenes líderes.

Don Juan Carlos, presidente de Honor de la institución, recibió el 3 de febrero de 2005 a los patronos, encabezados por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que ocupa la presidencia ejecutiva. Asistieron a la reunión del Patronato, la vicepresidenta primera del Gobierno y Ministra de la Presidencia, María Teresa Fernández de la Vega; así como los responsables de los departamentos de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, y de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín. Junto a ellos, las empresas privadas que participan en la Fundación Carolina: Grupo Endesa, Gas Natural, MAFRE, Iberdrola, ACS, SCH, IBERIA, BBVA, Altadis, Abengoa, Grupo PRISA, Sacyr, Telefónica, Fundación Agbar, Repsol-YPF, FCC, INDITEX, El Corte ingles, MPG, Editoril Planeta, Unión fenosa, Exceltur,... mas el Ministerio de asuntos exteriores,ICO,AECI..

Un hecho decisivo en este camino neoliberal de los gobiernos populares y socialistas de España fue la eliminación de la Convocatoria General de Becas de la Agencia Española de Cooperación Internacional en el año 2002, con más de cincuenta y cuatro ediciones, y el traslado de sus fondos a la Fundación Carolina, creada en el año 2000, que actualmente preside la socialista Rosa Conde. Causó estupefacción en los ámbitos universitarios iberoamericanos. Lo que debiera, por su espíritu neocolonialista llamarse "Fundación Carolingia", viene a absorber presupuestariamente un programa de becas universitarias ejemplar que permitió la formación de investigadores a lo largo de varias décadas, denunciaba en el diario Clarín. (4 de mayo de 2002) el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral

Estamos en realidad ante una privatización de un instrumento fundamental de la política exterior de Estado. Se trata ahora de formar líderes y personas relevantes al servicio del neocapitalismo de las empresas, bancos grupos multimedia y multinacionales, que participan en la Fundación Carolina: representadas en el patronato por José Manuel (grupo Planeta) Lara Bosch, Jesús de Polanco (grupo Prisa), Marcelino Oreja (FCC), Florentino Pérez (ACS), Francisco González (BBVA), Emilio Botín(SCH), Luis del Rivero (Sacyr), Rodolfo Martín Villa (Endesa, Sogecable) y Leopoldo Rodés ( Media Planning Group), AECI, altares, Abengoa, Gas Natural,Telefónica, y otros.

Y en esto se debe decir, con toda justicia, que esta reformulación neocolonialista neoliberal de nuestra política hacia Iberoamérica se está llevando a cabo con la oposición larvada, secreta, pero inútil de la mayoría de los funcionarios diplomáticos allí destinados, que contemplan con horror cómo se están tirando por la borda años de sutil y equilibrado entendimiento entre España y América latina, denuncia José Tono Martínez que dirigió el ICI (Instituto de Cooperación Iberoamericana) entre 1997 y 2001. A lo que añadimos también el silencio cómplice de los partidos, sindicatos y la intelectualidad orgánica, que no alza su voz ante el nuevo colonialismo imperial en Iberoamérica cuya avanzadilla lo están haciendo la multinacionales (Endesa, Repsol_Ypf, Tefefónica, Agbar...) , bancos ( SCH, BBVA) y grupos de medios de "dominación cultural" como son el grupo PRISA de Polanco. y para ello necesitan las cabezas pensantes, líderes, los destinatarios de las becas, que sean cipayos de sus hermanos iberoamericanos sirviendo a los intereses de sus amos en su tierra.

MOVIMIENTO PACHAKUTI DE LIBERACIÓN

CONSIDERANDO:

Que, hasta ahora hemos sido tolerantes con el gobierno tomando en cuenta que son nuestros hermanos, pensando en que llegarían a cambiar el modelo colonialista. Pero no podemos permanecer indiferentes y en silencio, cuando el proceso de cambio ha sido traicionado, y quienes reclaman cambios son considerados enemigos.

Que, nuestros recursos hidrocarburiferos están siendo mercantilizados, nuevamente, con las petroleras transnacíonales. Esta política de mercantilización es la continuidad de la celebre trampa del Referéndum y la venta de gas a "precios solidarios’’ a la Argentina (Mesa - Morales). Es ilógico que un país pobre como Bolivia esté subvencionando a países como Argentina y Brasil que tienen mayor índice desarrollo y mayor ingreso per cápita por habitante. Peor aun, cuando los precios internacionales están tan elevados, Bolivia mantiene un precio de $us 5 por una lado, y por otro lado, el Gas para Argentina es Gas para Chile.

Que, la Agenda de Octubre es vigente y será vigente. Por lo tanto. NO a la exportación del gas, ni por Chile ni por el Perú. NO a la exportación del gas. Lo prioritario es su industrialización en el país Que, el gobierno del MAS, presenta poco a poco, las mismas características de los gobiernos tradicionales neoliberales; Bolivia cambia pero el Qullasuyo sigue sumido en la pobreza.

• La política hidrocarburifera no es de nacionalización, es solo de migración o readecuación de los contratos que han sido suscritos por los gobiernos del MNR, MIR y ADN con los que ahora el MAS se alía y convive en la Asamblea Constituyente, el Poder Ejecutivo y el Congreso. Esta alianza esta echando tierra sobre el juicio a Sánchez de Lozada. Todo esto significa que la oligarquía ha utilizado a un indígena para consumar sus propósitos.

• La nacionalización sin expropiación, garantiza la recuperación de las supuestas inversiones e inclusive la recuperación de costos para las transnacionales, El simple cambio en la composición de acciones que pretende el MAS al igual que Sánchez de Lozada quien propugnaba llegar al 51% (que nunca pudo hacerlo) no es recuperar nuestros recursos hidrocarburiferos.

• Hoy existe segundad jurídica a las empresas transnacionales, situación que no pudo consumar Goni con los movimientos sociales, sin embargo, lo hizo Evo Morales.

• La política de vender gas como materia prima, significa olvidarse de la industrialización y como tal, del desarrollo de la ciencia y tecnología en el porvenir.

• Las cifras económicas muestran que hasta el primer trimestre del presente año, gracias a los precios de los minerales, hidrocarburos, la manufactura y el transporte, el producto interno bruto (PIB) creció en 4,3%, A pesar de este crecimiento, no se ha mejorado el ingreso de los pobres, menos se ha generado empleo para los profesionales.

• Se privatiza el poder público, en favor de militantes y familiares de los partidos en el gobierno. Se mantienen y se utilizan los gastos reservados para la prebenda y comprar de lealtad de dirigentes y sus movimientos sociales (organizaciones paralelas y divididas) que tienen que hacer show para adornar el sistema vigente.

• El aumento en la burocracia estatal significa dilapidar los recursos que vía impuestos aportamos los que trabajamos y producimos, con efectos de incremento en el gasto fiscal.

Que, el proceso demanda no permanecer contemplativos ante la situación presente. Es necesario reencausar el proceso en función de los más altos intereses del país por su verdadero rumbo. Después de Evo no puede volver la oligarquía depredadora enemiga de la Patria. Es necesario marcar y visualizar bien las diferencias y los posicionamientos.

Que, el compromiso histórico y político es hacia un Gobierno PROPIO con soberanía sobre nuestros recursos naturales. El trabajo es nacionalizar el gobierno, es decir, lograr la descolonización.

Que, por lo expuesto en las consideraciones precedentes, el Congreso de Reconstitución del MOVIMIENTO PACHAKUTI DE LIBERACIÓN "MPL", asume las siguientes determinaciones:

• La reconducción del proceso de cambios, bajo el Iiderazgo histórico de Felipe Quispe Huanca, con la participación activa de todos los sectores y estratos sociales revolucionarios.

• La organización del movimiento que se ensancha de espiritualidad con ajayu, con un brazo político militar, ideológico y movimiento social.

• Superar la cultura colonialista de aprovechamiento del cargo público, como sucede con la corrupción y el nepotismo que sacude actualmente al MAS.

• Tierra y territorio para los pueblos originarios, ninguna concesión a los terratenientes: la pachamama no se vende.

• La diversificación del gas con otros sectores de la economía como la minería, las termoeléctricas y la petroquímica.

• Para La Paz, es de prioridad nacional y departamental viabilizar en el corto plazo el complejo agro industrial de San Buenaventura, con expropiación de tierras que no cumplen una función económica y social de la provincia Iturralde.

• Construcción de un acueducto de mayor diámetro que sirva para favorecer la exportación del gas, para la región occidental especialmente para la ciudad del Alto y la pequeña Industria existente allí. Cobertura del 100% de gas domiciliario, para el área rural y urbana, ¡cambio de la matriz energética ya mismo!

Denunciar la inoperancia de los levanta manos del Parlamento y la Asamblea Constituyente que solo gastan nuestros recursos en grandes cantidades con asesores, asistentes y la burocracia, sin resultados para el pueblo.

• A todo esto debemos sumar las operaciones mercantiles de la AECI (Agencia Española de Cooperación Internacional, quien mantiene servidores de primer orden como la ONG española Almáciga quien se hace notar en “todos” los encuentros internacionales donde están los indios y con dinero en los bolsillos para apaciguar los ánimos belicosos de algunos y con wisky incluido (como muestra de esta afirmación la representante de Almáciga sin rubor repartía wisky importado) en la fiesta del lago en Ginebra a todos los indios complacientes de su propina. Ahora esta junto a sus asesor@s buscando paliar la denuncia que puede hacer saltar la verdad que se esconde en esa organización y otras, todo a su tiempo.

• Mientras la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos advierte de que España tendrá que importar tres cuartas partes de la materia prima necesaria para producir carburantes ecológicos (bioetanol y biodiesel) si Bruselas convierte en obligación de mezclar este tipo de carburantes en la gasolina y gasóleo.

• Hemos vuelto y somos millones.

A 1 de Junio de 2007
Tomado de Tortuga
Publicar un comentario