"Para Tod@s, Todo. Para Nosotr@s NADA" web de solidari@s con la insurgencia chiapaneca y las luchas indigenas en Venezuela y otras partes

14 feb. 2007

De nuevo llega el dolor que no se olvida en tierras Yukpa


El hacendado Guillermo Vargas quemó de nuevo las viviendas de Chaktapa

Sociedad Homo et Natura

La noche del domingo 11 de febrero un grupo de trabajadores encabezado por un colombiano de la hacienda Tizina de la hacienda Tizina del presunto propietario Guillermo Vargas, encomendado por su patrón arremetió brutalmente contra las chozas de los indígenas Yukpa de la comunidad de Chaktapa prendiéndoles fuego con las familias y los niños dentro y disparando luego contra los indígenas que ocupan los predios de esta hacienda en Machiques de Perijá.

Hacer un recuento de las vejaciones y torturas cometidas contra la comunidad de Chaktapa y su cacique Sabino Romero, por parte del sicariato que contrata Guillermo Vargas para lograr que los indígenas abandonen “sus tierras”, es hacer un recuento igual de los innumerables silencios cómplices de las autoridades locales y judiciales del Estado Zulia. Sólo la solidaridad de algunos movimientos ha llegado hasta Chaktapa

Las ultimas vejaciones consumadas contra Sabino ocurrieron el jueves 14 de abril de 2005, cuando el hacendado Guillermo Vargas acompañado de 30 sicarios armados llegaron a la comunidad Yukpa Chaktapa a matar al dirigente indígena Sabino, para de esta manera poner fin de una vez por toda a la ocupación de la hacienda Tizina y de las familias Yukpa que sobreviven sin sus tierras desde hace 20 años en la cuenca del río Yaza, en el sector Kasmera de la parroquia Libertad del municipio Machiques de Perijá del estado Zulia.

El lunes 1º de mayo del 2006 quemaron de nuevo las casas, sus animales y la poca cosecha que logran, de nuevo los sicarios entraron esta vez para matar al cacique Sabino Romero, si éste no se llevaba de una vez por toda a su gente más allá de las montañas del cerro Piyistaco entre esos margenas del sur del río Yaza y norte del río Tukuko. Sabino logró salvarse porque estaba de caza.

A la Ministra de Pueblos Indígenas

Este ganadero sicario ya ni siquiera gasta esfuerzo en contratar a efectivos del Ejército, guardias nacionales, ni fiscales del Ministerio Público de Machiques, lugar donde reposan con vergüenza todas las vejaciones que hasta hoy ha soportado el pueblo indígena Yukpa de Chaktapa y su cacique defendiendo su territorio ancestral invadido por la pudiente familia Vargas, que ha levantado su bienestar y riqueza a partir de miseria en la que ahora, sumergidos en sus poteros y estiércol, viven los indígenas Yukpa, llenos de hambre y dolor.

Cuando los ecologistas y movimientos sociales nos dolemos del proceso de demarcación de tierras que actualmente está detenido por orden el Ministerio del Ambiente, hasta tanto no se eliminen de la constitución los artículos relacionado con la dotación de grandes extensiones de tierras, nos dolemos desde esta llamadas de media madrugada para escuchar el llamado de auxilio de un amigo indígena y su familia aterrorizada, un auxilio que duele, llena de rabia y desesperanza. Sabino y sus hijos varones han abandonado el sector por seguridad y buscaron refugio entre sus hermanos de la comunidad Tukuko. Pero como líder de su comunidad deberá volver a enfrentarse con la muerte, si el Estado permite que esto ocurra, los indígenas y los movimientos de ayuda indígena marcharemos, pues todas las vías legales han sido agotadas, sin ninguna respuesta.

Lo hemos dicho sin temor a que nos tilden de anti-gobierno: Sin tierras para los indígenas no hay socialismo. La respuesta a esta exigencia, esta en Sabino, en el sufrimiento por años de todos los Yukpa que resisten entre los potreros de estos hacendados de Machiques, de los Barí que perdieron sus tierras en este proceso de demarcación mal logrado, dictado desde los intereses minero-carboníferos en el estado Zulia. Si el dolor de los indígenas de la Sierra de Perijá no llega hasta usted Nicia María Maldonado Maldonado, Ministra de Pueblos Indígenas, tocará seguir moviendo las instancias internacionales sobre el Tema.

Solicitamos habilite a su vice-ministerio que adelante un informe sobre la situación de derechos humanos de los pueblos indígenas de la sierra de Perijá. En la Asamblea Nacional y el Consejo Legislativo del estado Zulia reposa un informe levantado el año pasado, donde se le confía al Gobierno Nacional la cancelación de la bienhechurías que estos hacendados han levantado sobre tierras indígenas para devolverles definitivamente a los indígenas sus tierras ancestrales.

La misma noche del jueves estos sicarios la enviaron la amenaza al pueblo del Río Yaza, comunidad encerrada entre los potreros de la hacienda Paja Chiquita de presunta de Guillermo Vargas. El conflicto tiende a agudizarse con violencia si no se frena este método de violencia y represión contra los indígenas.
Publicar un comentario